Publicado: 28.05.2014 22:39 |Actualizado: 28.05.2014 22:39

Disturbios y cargas en Barcelona por tercer día consecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por tercera noche consecutiva, el barrio de Sants de Barcelona ha vivido un infierno en sus calles. La concentración en protesta por la demolición del centro social Can Vies ha originado nuevos enfrentamientos entre Mossos d'Esquadra y manifestantes. Por el momento, hay al menos 30 detenidos, que se suman a los dos que fueron arrestados el lunes y los seis del martes. (VER FOTOGALERÍA)

La protesta, convocada a las 20.30 en la Plaça de Sants, delante del centro social ocupado que el Ayuntamiento decidió desalojar el pasado lunes, se ha desarrollado inicialmente de forma pacífica. Durante media hora han sido más de un millar las personas concentradas que han querido protestar haciendo ruido con cazuelas. Pero a medida que se han ido sumando nuevos movimientos civiles llegados de otros puntos de la Ciudad Condal -especialmente nutridas han sido las columnas venidas del Baix Llobregat y Gràcia- la protesta ha tomado un nuevo rumbo.

Los Mossos han multiplicado su presencia en el barrio de Sants

La marcha ha avanzado hacia la sede del distrito, situada en la misma calle de Sants y que dos horas antes de la protesta ya estaba custodiada por los agenes de los Mossos d'Esquadra. Ahí un grupo de encapuchados ha empezado a prender fuego a varios contenedores y los agentes han cargado con varias furgonetas y disparos de proyectiles, demás de utilizar salvas y un cañón de sonido.

A pesar de que con este movimiento han logrado disolver la marcha sobre las 22.00 de la noche, varios grupos de manifestantes han seguido quemando contenedores entre las laberínticas calles del barrio, tras lo cual hubo nuevas cargas policiales y persecuciones. Además varios establecimientos y mobiliario urbano han sido atacados a pedradas. En las madrugadas del lunes y el martes los actos de violencia por las calles de Sants se alargaron hasta la 1.00.

Los Mossos, según confirmaron fuentes policiales a este diario, han multiplicado su presencia en el barrio de Sants, además de ampliar el operativo con varias furgonetas y un helicóptero sobrevolando la zona. A última hora de la tarde, se cerró el acceso a algunas estaciones de metro en esta zona, tal y como ocurrió días atrás. La policía autonómica catalana activó las alarmas el martes por la noche demasiado tarde y la falta de previsión obligó a muchos vecinos a bajar a la calle a apagar los pequeños incendios registrados. 

Este miércoles, El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendió a 14 personas , todas ellas por contusiones. De las 14 atenciones, cuatro eran manifestantes y diez agentes de los Mossos d'Esquadra.

Las muestras de apoyo de los vecinos a los manifestantes es otra de las realidades a destacar. Desde muchos de los balcones los gritos y los golpeos de objetos metálicos se posicionaban a favor de los manifestantes en cada persecución con la policía. El centro, autogestionado desde hacía 17 años, era un espacio de actividades culturales que contaba con el respaldo de los vecinos de la zona.

Muchos de los manifestantes han llegado a Sants desde distintos puntos de Catalunya y España. Varios de los consultados reivindicaban el espíritu de Gamonal, el barrio de Burgos que el año pasado vivió episodios similares, y desde donde se ha mostrado apoyo a la causa de Can Vies. A lo largo de la tarde también ha habido concentraciones en Lleida, Girona y Tarragona.


http://www.quoners.es/q/ley-antidesahucios