Público
Público

Dívar certificará en el Congreso la calma judicial tras la llegada de Caamaño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, informará hoy en el Congreso de la situación de la Justicia y los principales problemas de los tribunales, en un momento en el que la llegada de Francisco Caamaño al Ministerio ha amortiguado el "malestar" de la carrera judicial.

El "efecto bálsamo" que el relevo de Mariano Fernández Bermejo ha tenido entre los jueces, que han sustituido el "hartazgo" que les llevó a la huelga el 18 de febrero por la "ilusión" ante la nueva etapa, ha dado también otra dimensión a la comparecencia de Dívar.

El presidente del CGPJ comparecerá a petición propia en la Comisión de Justicia, y por primera vez desde su nombramiento el pasado mes de septiembre, para presentar las actividades del Consejo durante los años 2005, 2006 y 2007, pero los grupos parlamentarios tienen también previsto preguntarle por otros asuntos.

Así, el PSOE quiere que informe sobre la política disciplinaria del Poder Judicial, aunque fuentes del CGPJ ya han explicado que, al ser Dívar también presidente del Tribunal Supremo, no puede pronunciarse sobre asuntos que deben ser revisados por este órgano.

Esto significaría que sus explicaciones no entrarían en los detalles de la polémica multa de 1.500 euros al juez de Sevilla Rafael Tirado por no ejecutar una sentencia que condenó al presunto asesino de la niña Mari Luz Cortés, aunque es previsible que el tema lo planteen los portavoces parlamentarios como el detonante de las protestas de los jueces.

No cabe tampoco descartar que durante la comparecencia salga a relucir el nombre del juez Baltasar Garzón, acusado por el PP de prevaricación en el "caso Gürtel" y con una investigación abierta en el CGPJ por haber compatibilizado su sueldo de magistrado con las remuneraciones de la Universidad de Nueva York entre 2005 y 2006.

Sin embargo, poco podrá decir el presidente del órgano de gobierno de los jueces al respecto, siendo un asunto aún en trámite en el Consejo General del Poder Judicial.

La comparecencia de Carlos Dívar en la comisión de Justicia aporta también otra novedad, ya el anterior presidente del CGPJ, Francisco José Hernando, únicamente acudió al Parlamento para presentar la memoria anual de este órgano, pero no para otras peticiones de los grupos relativas a sus opiniones sobre el Estatuto de Cataluña o la aplicación de la ley en delitos de terrorismo.

En esta ocasión, Dívar también responderá a la solicitud de los socialistas para que explique la política disciplinaria del Consejo y a la de ERC-IU-ICV sobre los acuerdos alcanzados con el Ministerio para emprender la necesaria modernización.

El presidente del CGPJ tendrá oportunidad de exponer en el Congreso las medidas que considera necesarias para solucionar las carencias del sistema judicial, y lo hará justo una semana después de haberse entrevistado con el nuevo ministro, Francisco Caamaño, que el pasado lunes le ofreció su "plena colaboración" para mejorar la Administración de Justicia.

Dicha reunión fue "estrictamente institucional" y en ella no se abordó la reciente huelga de jueces, aunque mañana los grupos, casi con toda seguridad, intentarán sondear a Dívar acerca del ambiente que, después del paro del 18-F, existe en la carrera judicial.

De momento, la tensión parece haberse rebajado mucho después del primer contacto informal que Caamaño mantuvo la semana pasada con las asociaciones judiciales, que el próximo miércoles han sido convocadas por el ministro para empezar a estudiar a fondo sus reivindicaciones.

Un día después de la comparecencia de Dívar en el Congreso, mañana, las asociaciones judiciales tienen previsto también mantener un nuevo encuentro con el CGPJ.