Público
Público

La diversificación protege a Abertis de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Carlos Ruano

El grupo concesional Abertis no es ajeno a la crisis económica mundial, que está afectando a su negocio de autopistas de pago, pero la diversificación geográfica y de negocios de los últimos años aporta estabilidad y visibilidad a los resultados.

"Nuestra política de diversificación nos permite afrontar el fuerte efecto de la crisis que está golpeando sobre todo a los negocios de las autopistas", dijo en entrevista con Reuters el director financiero del grupo, José Aljaro.

Pese al fuerte descenso de los tráficos de autopistas, particularmente sensibles a la crisis, Abertis consiguió a septiembre mantener prácticamente estables sus resultados gracias a la mayor aportación de sus negocios en telecomunicaciones y al desempeño comparativamente mejor de sus negocios de aeropuertos.

"Nuestros negocios de diversificación están mostrando un perfil muchjo más defensivo", dijo Aljaro.

Otro aspecto destacable en el negocio de Abertis es la fuerte generación de flujo de caja y una estructura financiera estable gracias a una deuda recientemente refinanciada en un momento de fuertes restricciones de crédito.

"Tenemos poco riesgo de financiación, con líneas de crédito sin disponer y un cash flow de más de 1.000 millones de euros", dijo el responsable económico del grupo, que añadió que la mayor pretensión actual de la firma es consolidar los negocios actuales a pesar de haber liberado recientemente fuertes compromisos de inversión.

la autopista de peaje de Pensilvania por 12.800 millones de euros.

"No estamos pensando en una gran adquisición, es un momento de consolidar nuestros negocios y ser selectivos en los concursos, vamos a ser muy prudentes en nuestra política de adquisiciones", dijo.

Lo que sí es una prioridad absoluta para el grupo es mantener su destacada política de dividendos. Con cargo a los resultados de 2008 el grupo pagó un primer dividendo en octubre un 7,1 por ciento superior al del año pasado.

Teniendo en cuenta el dividendo y la habitual ampliación gratuita, el incremento de la remuneración al accionista habrá aumentado un 14,8 por ciento con respecto a 2007.