Público
Público

División de opiniones entre los autónomos por la nueva ayuda

Prudencia ante la posibilidad de que se solape con la prestación por paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La aprobación el miércoles en el Congreso de una prestación no contributiva de 425 euros para los autónomos que hayan cesado su actividad desde el 1 de enero de 2009 pilló por sorpresa a todas las partes. Las reacciones de las asociaciones de autónomos a la nueva ayuda oscilan entre la alegria y la prudencia.

Para la Federación de Asociaciones de Autónomos (ATA), la aprobación de esta ayuda es una buena noticia: 'Sería una grave incoherencia ofrecer subsidios a una parte de los trabajadores y negárselos a los autónomos'. Sin embargo, la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA) se muestra más precavida. 'Es positiva pero tal y como está redactada no está clara', señaló el secretario general, Sebastián Reyna. Para UPTA, la ayuda debería concederse 'en casos de verdadera necesidad' para evitar que se solape con la prestación por desempleo, de naturaleza contributiva, que definitivamente aprobó ayer el Congreso.

Por otra parte, el presidente de la Confederación de Autónomos y Profesionales de España (Caype), Eliseo Calviño, aseguró que esta ayuda supone equiparar en derechos a autónomos y asalariados. 'La cuestión es de dónde se va a sacar el dinero', dijo.

Para UPTA, la ayuda debería concederse 'en casos de verdadera necesidad'

Aunque la enmienda ya establece algunos requisitos para acceder a esta ayuda, como que los ingresos familiares medios por persona no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional o que de los últimos cinco años se hayan cotizado al menos tres en el RETA, se deja la puerta abierta a que el Gobierno introduzca más condiciones en el reglamento que regule la prestación. Esto supone que la ayuda podría quedar muy restringida o, por el contrario, muy abierta.

En cualquier caso, se trata de una ayuda similar a la que ya perciben los parados que han agotado su prestación y que el Gobierno ha decidido prorrogar en varias ocasiones. La diferencia estriba en que los asalariados cotizan por desempleo a la Seguridad Social, mientras que los autónomos aún no han comenzado a hacerlo. No se conoce la partida con la que se financiaría esta nueva ayuda de 425 euros.

El PSOE ha incluido una enmienda al proyecto de ley de reforma laboral para eliminar esta ayuda, que considera contradictoria con la prestación por paro. El Congreso votará en los próximos días la reforma laboral y el Grupo Socialista espera contar con el apoyo del PNV para sacarla adelante, a pesar de que en la votación del miércoles apoyó los 425 euros.