Público
Público

Djokovic y Roddick comienzan fuertes en el Abierto de EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tenista serbio Novak Djokovic (3) y el norteamericano Andy Roddick (8) comenzaron con autoridad su andadura en el Abierto de Estados Unidos; mientras que en féminas, Jelena Jankovic, segunda favorita, pasó por muchos apuros para meterse en la tercera ronda del torneo.

El tenista de Belgrado abría su participación ante un rival siempre incómodo como es Arnaud Clement, pero Djokovic no dio resquicio alguno al francés, al que superó por 6-3, 6-3 y 6-4, después de haber sido atendido en el segundo set en su tobillo, tras un mal apoyo.

El gran ídolo local, Andy Roddick, jugó en el último turno de la sesión nocturna ante el también francés Fabrice Santoro al que derrotó por un contundente 6-2, 6-2 y 6-2, en un encuentro en el que Nebraska hizo gala de su demoledor servicio para desarbolar el peculiar juego del tenista galo, que pese a los palos que se llevó regaló alguna genialidad a los más de 20.000 espectadores que se dieron cita en el Ashe Stadium.

El prometedor jugador letón Ernst Gulbis tuvo que pelear para deshacerse del veterano Thomas Johansson al que superó finalmente por 7-5, 6-1 y 7-6(3).

El francés Jo Wilfried Tsonga, finalista en el Abierto de Australia, reaparecía en la pista tras tres meses de ausencia al ser operado de la rodilla, aunque el jugador galo consiguió pasar de ronda al superar al español Santiago Ventura por 6-7, 6-4, 6-2 y 6-3.

El tenista francés se medirá en segunda ronda a Carlos Moyá, quien en su 32 cumpleaños y en una pista abarrotada superó con más apuros de los previstos al pakistaní Aisam Ul Haq Qureshi, por 6-4, 6-7(5), 7-6 (2) y 6-2.

En el cuadro femenino, Jelena Jankovic, segunda cabeza de serie del torneo, pasó por un mal trago para derrotar a la sueca Sofia Arvidsson por 6-3, 6-7(5) y 7-5.

La finalista del año pasado, la rusa Svetlana Kuznetsova sigue con paso firme en el torneo y ya está en tercera ronda también al ganar a la rumana Sorana Cirstea, quien sólo le plantó cara en el primer set, en el que le obligó a jugar la muerte súbita, aunque no pudo impedir el triunfo de la tercera cabeza de serie por 7-6(3) y 6-1.