Público
Público

Doce años de cárcel para uno de los secuestradores de los cooperantes españoles en Mauritania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los autores materiales del secuestro de tres cooperantes españoles en Mauritania, Omar Saharaui, ha sido condenado a doce años de prisión firme por un tribunal mauritano.

Un cómplice en el secuestro, Bujari Uld Mahmud Uld Isaui, ha sido condenado a un año de cárcel exento de cumplimiento, mientras que los otros cuatro procesados en el juicio contra los autores del secuestro de Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez el pasado 29 de noviembre han sido absueltos por falta de pruebas.

La Fiscalía redujo esta mañana drásticamente las penas solicitadas contra los imputados, y pidió para Saharaui una condena de hasta 20 años de prisión, frente a la cadena perpetua con trabajos forzados que había solicitado el día anterior.

Finalmente, la Sala Penal del Tribunal de Nuakchot ha considerado que Saharaui deberá cumplir doce años de prisión, pagar una multa de alrededor de 30.000 euros y también se le confiscarán sus bienes.

El condenado fue hallado culpable de "atentado deliberado contra la vida de personas y su seguridad, secuestro, acuerdo remunerado para controlar la libertad de una persona y utilización del territorio de la República Islámica de Mauritania para cometer actos terroristas contra extranjeros".

Fuentes jurídicas consultadas por Efe consideran que la reducción de la pena solicitada contra Saharaui y la posterior sentencia señalan que el papel de Saharaui en el secuestro fue determinante pero secundario, y que el cabecilla de la acción fue Mohamed Uld Ahmed Deye, alias "Ruyi".

Éste, junto a Moctar Belmoctar -jefe de la rama de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) que mantiene secuestrados todavía a Vilalta y Pascual- y Mini Uld Babe Uld Sid El Moctar, estaban siendo juzgados en rebeldía por este mismo tribunal, que decidió posponer su juicio hasta que sean arrestados y puestos a disposición de la justicia.

Los familiares de los procesados que fueron absueltos celebraron con sorpresa la decisión de los jueces nada más escucharla en la sala.

El mismo tribunal decidió también absolver a dos saharauis que también estaban siendo juzgados en rebeldía por su supuesta implicación en el caso.