Público
Público

Doce cadáveres hallados en estado mexicano corresponden a policías federales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los doce cadáveres hallados el lunes en una autopista del estado mexicano de Michoacán, en el oeste del país, corresponden a policías federales, que fueron asesinados a tiros por sicarios del cartel de las drogas de la Familia Michoacana, informaron hoy fuentes policiales.

Monte Alejandro Rubido, portavoz de la Policía Federal Preventiva, hizo el anuncio en una rueda de prensa en la que aclaró que los agentes, once hombres y una mujer, fueron "emboscados" y se encontraban "fuera de servicio" en el momento del crimen.

En el acto, Rubido comunicó la detención de Javier Frías Lara, alias "El Chivo", que presuntamente formaba parte del comando armado de la Familia Michoacana que perpetró el asesinato múltiple.

El funcionario indicó que el presidente del país, Felipe Calderón, y la Secretaría de Seguridad Pública (el ministerio encargado de la Policía Nacional) "dan el más sentido pésame a las familias" de los fallecidos, que realizaban labores de inteligencia.

El asesinato de los agentes se produjo en el marco de las represalias lanzadas contra las fuerzas antidroga mexicanas por el cartel de la Familia a raíz de la detención el pasado sábado en Morelia, capital de Michoacán, de Arnoldo Rueda, alias "La Minsa", uno de sus capos.

Además de ese crimen, desde el pasado fin de semana se han registrado una decena de ataques armados contra comisarías y hospedajes de agentes federales en distintos puntos de Michoacán, saldados hasta ahora con tres policías y un sicario muertos.

Ese estado, donde se cultivan de forma ilícita marihuana y amapola, es receptor en su costa del Pacífico de cargamentos de cocaína y de precursores para fabricar drogas sintéticas, que después son enviadas por el litoral hacia Estados Unidos.

A él pertenecen los treinta funcionarios, entre ellos una decena de alcaldes, detenidos en mayo pasado por presuntos nexos con el narcotráfico.

Además, en Morelia se registró el primer atentado indiscriminado contra la población civil por parte de los carteles de drogas en la historia de México, el 15 de septiembre de 2008.

Dos granadas lanzadas en la fiesta de la Independencia mexicana causaron la muerte de ocho personas y decenas de heridos.

La Familia, que actualmente protagoniza una violenta pugna con los sicarios de "Los Zetas", brazo armado del cartel de El Golfo, es considerada por el Gobierno de México como el grupo "que con mayor beligerancia combate a la autoridad", afirmó hoy Rubido.