Público
Público

Doce diseñadores visten a personajes y textos inventados por autores hispanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Doce diseñadores relevantes españoles han vestido a doce personajes o textos inventados por otros tantos escritores hispanos y los han puesto a desfilar por Pekín.

La pasarela es una exposición, que con el título "12 trajes para China, diseñadores españoles dialogan con la literatura", podrá ser visitada hasta el próximo 6 de abril en el Instituto Cervantes.

"La idea de unir literatura y moda es nueva. Fuimos muy cuidadosos al elegir autores premiados de la literatura en prosa, ensayo y poesía e incluir a los de cuatro países latinoamericanos de América (Argentina, Colombia, México y Cuba)", dijo hoy a Efe Concha Hernández, comisaria de la muestra.

También fueron muy exquisitos al elegir a doce diseñadores de cinco comunidades autónomas españolas (representados en Pekín por Modesto Lomba -presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España, ACME- y Agata Ruíz de la Prada), añadió Hernández, asesora gubernamental de Educación y Cultura.

El proyecto surgió de la invitación a doce diseñadores españoles a leer unos textos y vestirlos con sus mejores galas.

De tal manera, creadores como Ágatha Ruiz de la Prada, Ailanto, Alma Aguilar, Amaya Arzuaga o Davidelfín se unieron en esta experiencia a autores tan destacados como Gabriel García Márquez, Miguel Delibes o Carmen Martín Gaite.

Entre los personajes seleccionados, se prefirieron a "mujeres poderosas" como Laura Díaz, creada por Carlos Fuentes (que dijo sentirse satisfecho con el resultado), vestida por Los Alianto o de Delirio y Destino de María Zambrano, vestida por Amaya Arzuaga.

Es el caso también del personaje de Carmen que dibuja Miguel Delibes en "Cinco horas con Mario" y que viste Alma Aguilar o de Carlota Fainberg de Antonio Muñoz Molina y de Lydia Delgado del "Barrio de las Maravillas" inventado por Rosa Chacel, ambas ataviadas con creaciones de Francis Montesinos.

Otros diseñadores tuvieron ante sí un reto "más arriesgado y estimulante", en palabras de Hernández, al recibir el encargo de vestir no un personaje sino una novela o un texto poético.

Ese fue el caso del diseñador Juan Duyos que engalanó la obra "Reina de las Nieves" de Carmen Martín Gaite, de Davidelfin, que escribió sobre su vestido versos de Antonio Gamoneda, de Miriam Ocáriz que regresó al "Jardín Dulce" de María Loynaz, de los Spastor que buscaron un atuendo para el hombre del poema "Latitud" de José Angel Valente, o de Victorio & Lucchino que suspiraron con el poema "Soles" de Juan Gelman.

Una mesa redonda en la que participaron Lomba y Ruiz de la Prada, así como la gerente de ACM, Lucía Cordeiro, y el consejero comercial de la embajada de España en China, Fernando Salazar, permitió hoy el diálogo interactivo con jóvenes chinos interesados en moda.

"España tiene una larga Historia y Cultura, también en moda. No en vano el Palo de Campeche permitió por primera vez encontrar el negro que puso de moda Felipe II durante dos siglos", dijo Cordeiro.

Destacó además que la ACM agrupa a veintisiete marcas de diseño, de las que doce estarán en esta exposición hasta el 6 de abril.

Por su parte, Lomba calificó de "honor" participar en esta muestra original, que calificó de "simbiosis magnífica" entre literatura y moda y que reconoce a esta última "como arte".

El diseñador, que cortó un traje para "Cien Años de Soledad" de Gabriel García Márquez, dijo que aprovechó el encargó para expresar su "antigua fascinación por ese mecanismo de relojería antigua que esconde" la obra maestra del escritor colombiano.

Ruiz de la Prada, que vistió de rosa a "Ilona llega con la lluvia" de Alvaro Mutis, se confesó muy contenta de participar en la exposición "porque si China es hoy un mito en España, mi sueño -dijo- es poder llegar a vestir a algunos chinos".

Convencida de que "el color te puede dar felicidad" y de que "un día los médicos recetarán vestirse con él", la diseñadora acaricia también el sueño de "vestir a más mujeres, pues si casi todos los bebés tienen algo mío, las mamás son más resistentes al colorido".

Salazar destacó, por su parte, el apoyo del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) a la promoción internacional de la moda española con su presencia en Ferias tanto del Vestido como del Calzado, al tiempo que expresó un deseo: "¡Ojalá la moda china vaya a la Pasarela Cibeles!".