Público
Público

Doce muertos arrollados por un tren en Castelldefels

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 12 personas fallecieron la noche del miércoles y 13 resultaron heridas, tres de ellas en estado crítico, cuando un tren las arrolló mientras trataban de cruzar una vía férrea en Castelldefels (Barcelona), informaron las autoridades.

El suceso ocurrió sobre las 23:25 horas del miércoles en la estación de Castelldefels Platja, cuando un grupo de gente que acudía a la playa a celebrar la fiesta de San Juan atravesó la vía y fue arrollado por un tren Alaris que realizaba el trayecto entre Valencia y Barcelona, según informó Renfe.

"Ha sido un accidente terrible, que ha supuesto la muerte de 12 personas, y tenemos 13 heridos, tres en estado crítico", confirmó el consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joan Saura, en declaraciones a medios.

El ministro de Fomento, José Blanco, que adelantará su regreso de Luxemburgo, donde acude a una reunión de la Unión Europea, anunció una investigación sobre la tragedia, que según apuntó, se habría debido a una imprudencia.

"Todo hace pensar que se debió a una imprudencia al no utilizar el paso subterráneo de una estación que acabamos precisamente de remodelar", dijo el ministro.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, también coincidió en que no se habían usado los pasos habilitados.

"(El accidente ocurrió) después de que un grupo de personas, básicamente gente joven, bajara de un tren de cercanías, cruzara la vía, no por el paso subterráneo habilitado, no por donde hay las indicaciones de salida, sino por donde no debían", dijo Montilla.

El alcalde de Castelldefels, Joan Sau, aseguró que el paso subterráneo se encontraba abierto, desmintiendo así algunas declaraciones de testigos iniciales que apuntaban a que estaba cerrado.

"Desde que se inauguró la estación tal como la vemos en estos momentos, se cerró el paso superior y las funciones del paso de un andén a otro se hacen precisamente por el paso subterráneo, que está abierto", dijo Sau en declaraciones a diversos medios desde el lugar del accidente.

El presidente de Renfe, Teófilo Serrano, pidió prudencia y aseguró que se llevará a cabo una investigación.

"En este momento en lo que estamos es en tratar de ayudar a las familias en lo que podamos. A mí hay una cosa que me aterra, y es que todavía hay personas sin identificar, todavía hay personas que no saben que sus hijos no van a volver a casa", declaró.

Según informó Renfe en un comunicado, el tren circulaba por debajo de la velocidad permitida según el reglamento de circulación y emitió las señales acústicas reglamentarias antes de su entrada en la estación.

Un joven que logró cruzar la línea férrea dijo a la Cadena SER que un grupo descendió de un tren, que entonces salió de la estación.

"En ese momento un tren vino desde la otra dirección y los arrolló a todos", dijo el joven, que sólo se identificó como Fernando.

Los servicios de emergencias encontraron cuerpos desmembrados dispersados en la estación.

Desde que ocurrió el accidente está interrumpida la circulación de trenes entre las estaciones de Castelldefels y Sitges, por lo que Renfe ha establecido un servicio alternativo por carretera.

Cientos de personas, en su mayoría jóvenes, celebraban la festividad de San Juan en la playa de la localidad catalana.

Este accidente es la peor tragedia ferroviaria en el país desde que 19 personas fallecieron en 2003, cuando dos trenes colisionaron cerca de la ciudad de Chinchilla, Albacete.