Público
Público

Doce países piden a la UE medidas para crecer

Rajoy y Monti quieren que Bruselas asegure que hay financiación ahora que los dos países están acometiendo las reformas exigidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Doce estados europeos hicieron ayer un gesto poco habitual. Se unieron para enviar una carta a las instituciones comunitarias en la que advierten que Europa se encuentra en un 'momento peligroso' que hace que 'la senda de la recuperación sea mucho más difícil de encarar'. En la misiva piden a Bruselas medidas de crecimiento en contraposición con la austeridad que exige la canciller alemana, Angel Merkel.

En este sentido, los doce países señalan que 'la crisis que estamos viviendo es también una crisis de crecimiento', que se 'ha estancado' a medida que el paro 'aumenta y los ciudadanos y las empresas se enfrentan a las condiciones más duras de los últimos años'.

La carta de los 12 estados choca con la austeridad que reclama Merkel

La carta fue enviada por España, Italia, además de Reino Unido, Holanda, Estonia, Letonia, Finlandia, Irlanda, República Checa, Eslovaquia, Suecia y Polonia (en total, siete de los 12 países son miembros del euro). Los grandes ausentes entre los firmantes y, por lo tanto, muy probables destinatarios ocultos de la misiva son Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el dúo que determina el rumbo de la política europea.

El documento se da a conocer en un momento oportuno. Pasado mañana, la Comisión Europea presentará sus previsiones económicas actualizadas. En ellas, se espera que se constate la recesión en la que viven desde el último trimestre de 2011 cinco países del euro y en la que la moneda única y España habrían entrado ya en los primeros compases del año. Los ministros de Economía y de Hacienda, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro, han sugerido en varias ocasiones la relajación de los plazos del déficit ante este escenario. Pese a esos llamamientos, la prórroga no fue incluida en la carta como propuesta.

La misiva, sin embargo, deja en papel mojado la declaración pactada en la última cumbre de la UE, del 30 de enero, descrita como 'muy importante' por el presidente español. En la carta, las ocho propuestas para crecer son, en realidad, un compendio de viejos sueños de Bruselas que han avanzado lentamente. Entre ellos, están la eliminación de trabas a la competencia dentro del mercado único o la creación de un mercado interior de la UE en materias como el comercio electrónico y la energía.

Europa vive 'un momento peligroso', avisan en la misiva

Por su parte, España e Italia, que también firmaron ayer el texto común enviado a las instituciones comunitarias, preparan una estrategia común ante la UE. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y su homólogo italiano, Mario Monti, quieren que las instituciones comunitarias aseguren el flujo de financiación y liquidez a España e Italia, una vez que estos países ya han adoptado o están emprendiendo medidas decididas y reformas estructurales de sus respectivas economías, informaron ayer fuentes de la Moncloa.

Una de las formas de asegurar que esa financiación y esa liquidez estén garantizadas es que se mantenga la política del Banco Central Europeo (BCE) de seguir comprando títulos de deuda de España e Italia en el mercado para que les cueste menos dinero a los países financiarse. Otra vía podrían ser los excedentes de fondos europeos.

Rajoy viajará el jueves a Roma para reunirse con Monti y en ese encuentro podrían perfilar cómo plantear a la UE sus reclamaciones.