Público
Público

Docentes VIH-positivo piden a China que acabe con discriminación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Sui-Lee Wee

Tres aspirantes a docente de escuelapidieron al primer ministro chino, Wen Jiabao, que termine conla discriminación contra las personas con VIH tras señalar quese les negaron empleos como maestros luego de que susempleadores descubrieron que tenían el virus que causa sida.

La petición, enviada el lunes por correo electrónico a laOficina de Asuntos Legislativos del Consejo de Estado, es unaprueba para la promesa china de impulsar la sanción de la ley.

Los tres firmantes iniciaron juicios por separado contrasus gobiernos locales luego de que consejos educativosprovinciales rechazaran sus aplicaciones a puestos docentesdebido a que sus pruebas sanguíneas obligatorias revelaron queson VIH-positivo.

Esos rechazos ocurrieron aun cuando los aspirantes habíansuperado los test escritos y las entrevistas laborales.

Los tres hombres esperaban persuadir a los tribunales deque una ley de cinco años de antigüedad que se supone queprotege los derechos laborales de las personas con VIH deberíaser superior a las regulaciones locales que evitan lacontratación de personal infectado con el virus.

Dos tribunales chinos fallaron contra los dos hombres quehabían iniciado juicios contra los gobiernos de Anhui y Sichuanen el 2010.

En el tercer juicio, en Guizhou, el juez dijo al demandanteen octubre que las cortes "no aceptarán el juicio y que eldemandante debería pedir al Gobierno local que lo solucione",dijo a Reuters Yu Fangqiang, cuya organización con sede enNanjing, Tianxia Gong, defiende a las personas con VIH.

"Sabemos que en un país como China, que tiene 1.300millones de habitantes, 740.000 personas infectadas con VIH esapenas una pequeña porción de la población", indica la peticiónde los docentes a la que Reuters tuvo acceso.

Las reclamos en defensa de los derechos laborales de laspersonas con VIH suelen ser desatendidos por el temorgeneralizado, añade la misiva.

"Pero también sabemos que la adherencia a las leyes delpaís y la equidad de estas personas es el espíritu de la nacióny la columna vertebral de la modernización del país", señala elescrito.

"Cada ciudadano y cada departamento chino se beneficiaráindudablemente de esto y no será sujeto de la amenaza de laprivación ilegítima de sus legítimos derechos e intereses",agregó.

A Pekín primero le costó mucho reconocer el problema delVIH/sida en la década de 1990 y comenzó a ocuparse de él cuandocientos de miles de agricultores pobres de la provincia ruralde Henan contrajeron la infección por nefastos esquemas deventa de sangre.

Pero desde entonces, el Gobierno ha aumentado sus esfuerzoscontra el sida, destinando más fondos a programas deprevención, lanzando esquemas para brindar acceso universal alos fármacos antirretrovirales para contener la enfermedad eintroduciendo políticas para poner fin a la discriminación.

La mayor vía de transmisión del virus en el giganteasiático es actualmente el contacto sexual.

En un país donde los tabús que rodean al sexo siguen siendomuy fuertes y donde el debate sobre el tema es muy limitado,las personas con VIH/sida señalan que suelen serestigmatizadas.

Yu dijo que la discriminación de las personas con VIH,especialmente en el reclutamiento de personal civil, es"todavía un problema muy grande".

A las personas que viven en China con VIH y sidafrecuentemente se les niega atención médica en los principaleshospitales debido al temor y la ignorancia sobre la enfermedad,según un estudio publicado por la Organización Internacionaldel Trabajo (OIT), parte de Naciones Unidas.

La petición, que fue enviada a la oficina de Gobierno queayuda a chequear y controlar la implementación de leyes, llegapoco antes de la conmemoración del Día Internacional de Luchacontra el Sida, el 1 de diciembre.