Público
Público

Doherty, alabado por su debut en solitario pero ¿es tarde?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cantante Pete Doherty ha sido durante mucho tiempo un objeto de atención primaria de los tabloides, en los que ha acaparado titulares por su discontinua relación con la modelo Kate Moss, sus desencuentros frecuentes con la policía, su adicción a las drogas y breves periodos en la cárcel.

Ahora parece que intenta dejar todo eso atrás con su disco de debut en solitario, "Peter Doherty: Grace/Wastelands", en el que su nombre vuelve a llevar la "r" final y en opinión de muchos críticos, supone que se le tenga que volver a tomar en serio.

Lo que es menos seguro es si será suficiente para atraer a más aficionados aparte del grupo pequeño y muy leal que le adora, añaden los críticos.

"El resultado no es perfecto, pero es el primer álbum en el que ha estado Doherty desde el debut con los Libertines que no necesita de ninguna súplica especial", escribe Alexis Petridis en el suplemento de The Guardian, en una crítica en la que le da cuatro estrellas.

"Aún podría haber algo más de Pete Doherty aparte de una interminable e inefablemente deprimente comedia de errores".

La imagen pública ruinosa del cantante se ha visto atemperada parcialmente por su reputación de letras fuertes que le han valido el título oficioso del "poeta del pueblo", así como su estatus de icono de la moda por sus sombreros, pantalones pitillo y corbatas finas.

Según el perfil del artista en la página web de su discográfica, EM, la publicación del disco en solitario "es una de las cosas más temerosas que ha hecho nunca".

"Me siguen diciendo en rehabilitación que tenía un problema de autoestima, así que yo lo aceptaba, pero no estaba realmente asimilándolo", explicó Doherty.

"Pero ahora, puedo verlo de verdad, porque no creo a la gente cuando me dice que les encanta el disco o que les gusta escuchar las canciones. A lo mejor estoy distorsionado, ¿sabes?"

El disco, que cuenta con la colaboración del guitarrista de Blur Graham Coxon, ha sido producido por Stephen Street, que ha trabajado con The Smiths, una de las principales influencias de Doherty, y Babyshambles, su antiguo grupo.

Las críticas en general han sido buenas, con una media de cuatro estrellas. Varios críticos se preguntan, sin embargo, si el disco es demasiado poco, demasiado tarde. Ha aumentado la especulación de que The Libertines podrían volver, después de que Doherty y Carl Barat se separaran en medio de peleas y problemas con las drogas.

"Sí, parece que sí, ahora. Inevitable no ser sincero", afirmó Doherty a The Sun. Barat, sin embargo, se ha mostrado menos optimista.