Público
Público

El dolor articular aumenta en las pacientes con cáncer de mama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Jill Stein

El dolor articular es másfrecuente y grave en las mujeres con cáncer de pecho que enaquellas de la misma edad sin la enfermedad, informaroninvestigadores durante el Simposio del Cáncer de Mama 2008 en San Antonio, Estados Unidos.

No debería subestimarse el alcance y el impacto del dolorarticular debido al tratamiento del cáncer de pecho, ya quepodría alterar la vida de las pacientes durante años una vezque finaliza el tratamiento, señaló la doctora Deborah Fenlon,de la University of Southampton, en Gran Bretaña.

El equipo dirigido por Fenlon analizó las respuestas avarios cuestionarios de 247 mujeres con cáncer de mama despuésdel tratamiento y de 272 mujeres sanas que se hicieronmamografías de rutina. El tiempo promedio desde el diagnósticoen el grupo con cáncer mamario era de 36 meses.

"La detección y el tratamiento del cáncer están mejorando yactualmente casi dos tercios de las pacientes diagnosticadasvivirán por lo menos 20 años", dijo Fenlon. Como resultado,"cada vez más mujeres conviven con las secuelas a largo plazodel tratamiento".

Mientras que el dolor y la rigidez articular y muscular sonlas quejas más frecuentes entre las mujeres con cáncer de pechobajo tratamiento, la autora destacó que este estudio es elprimero que compara la prevalencia y los patrones de esossíntomas entre pacientes y mujeres sanas.

El día de la entrevista, el 62 por ciento de las pacientescon cáncer de mama, frente al 49 por ciento de las mujeres sinla enfermedad, se quejaron del dolor. El "dolor actual" fuesignificativamente peor en el grupo con cáncer que en lacohorte de control.

Asimismo, el 41 por ciento de las pacientes con cáncer depecho mencionó dolor en las manos y el 21 por ciento en laparte superior de la espalda en los últimos siete días, adiferencia del 31 y el 11 por ciento, respectivamente, de laspacientes sin tumores.

Los resultados demostraron también que el dolor en lasmanos y la parte superior de la espalda alterabasignificativamente las actividades de las mujeres en el últimoaño.

En tanto, aunque el dolor de pies no fue frecuente entrelas pacientes con cáncer mamario, tendió a modificarles susactividades en los últimos 12 meses.