Público
Público

Dolores de espalda, mano y cuello, comunes en los oftalmólogos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los oftalmólogos y losoptometristas sufren más dolores de cuello, mano, muñeca yespalda que los médicos clínicos, reveló un sondeo reciente.

Estos problemas tienen impacto a nivel personal yprofesional, indicaron los autores del estudio.

El equipo de la doctora Anna S. Kitzmann, de los Hospitalesy Clínicas de la University of Iowa, indicó que ciertaevidencia sugiere que los cirujanos corren particular riesgo deproblemas musculoesqueléticos y que otros trabajadoressanitarios también se ven afectados.

Los sujetos que participaron del presente estudio eranoftalmólogos, optometristas y médicos de familia de laUniversity of Iowa y la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

El 99 por ciento de los médicos oculares (94) y el 80 porciento de los médicos de familia (92) completaron loscuestionarios. Ambos grupos eran comparables en edad promedio,índice de masa corporal y otros factores, según el informepublicado en la revista Ophthalmology.

Los médicos especializados en temas visuales informaron unaprevalencia significativamente mayor que los clínicos defamilia de padecer dolor de cuello (un 46 frente a un 21 porciento), dolor de mano y muñeca (un 17 versus un 7 por ciento)y de espalda baja (un 26 frente a un 9 por ciento).

Los oculistas informaron con más frecuencia que factoreslaborales contribuían de manera moderada a amplia a lossíntomas musculoesqueléticos. Entre esos factores seencontraban la posición incómoda para trabajar.

Los investigadores señalaron que otros estudios hanreportado beneficios potenciales del ejercicio regular paraprevenir los síntomas musculoesqueléticos entre los oculistas.

El equipo también manifestó que "a diferencia de lo quesucede en el campo de la cirugía laparoscópica, en el que haydisponibles más investigaciones y recomendaciones para mejorarel ambiente de trabajo, las guías y mejoras en el campo de laatención ocular ergonómica son relativamente escasas".

"El diseño ergonómico de muchos de los instrumentos usadospor los médicos que atienden la vista (...) cambió muy pocodesde su invención", agregaron los autores.

"Los esfuerzos futuros deberían concentrarse enmodificaciones al ambiente de trabajo de los oculistas paraprevenir o aliviar los trastornos musculoesqueléticos y sucarga personal y socioeconómica", concluyeron.

FUENTE: Ophthalmology, online 16 de septiembre del 2011