Público
Público

Domingo reúne 10.000 personas en un recital interrumpido por la lluvia en Durango

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El artista español Plácido Domingo ofreció hoy un concierto en Durango, la ciudad donde en 1961 se estrenó como tenor, que tuvo momentáneamente que suspender por la lluvia y al que asistieron unas 10.000 personas.

Domingo se presentó en el centro de espectáculos "La Velaria", un recinto parcialmente cerrado que, literalmente, hizo agua y donde a pesar de los elementos el público disfrutó de lo lindo.

El tenor madrileño compartió escenario con la soprano argentina Virginia Tola, con el mariachi "Camperos" y con la orquesta sinfónica de la Universidad Juárez, con quienes interpretó un amplio repertorio de ópera, zarzuela, opereta y varias piezas populares.

Al piano acompañó al tenor el pianista y director de orquesta estadounidense Eugene Kohn, con quien comenzó el concierto interpretando la obertura de "Carmen".

Minutos más tarde un torrencial aguacero hizo que el agua se colara y afectara a la función.

"Se están mojando los instrumentos. Nos podemos esperar unos minutos para ver si pasa el agua", dijo Domingo a la concurrencia, que tuvo que esperar un rato a que los artistas volvieran a escena.

Más tarde siguieron composiciones operísticas de "El Cid" y "Don Giovanni", a las que acompañaron piezas populares como los boleros "Bésame mucho" y "El día que me quieras", que el público coreó y aplaudió con entusiasmo.

En la velada interpretó además la "Canción de Paloma", de "El barberillo de Lavapiés", el "Preludio" y "Los Vareadores", de la zarzuela "Luisa Fernanda", y "Carceleras", de "La del manojo de rosas", entre otros temas líricos.

Igualmente no faltó como momento culminante de la noche la entrada del tenor, vestido de charro y acompañado del mariachi, con quien interpretó "Paloma negra" "Me cansé de rogarte" y "El Rey".

Plácido Domingo nació en Madrid el 21 de enero de 1941 y es hijo de los cantantes de zarzuela Plácido Domingo y Josefa Embil Echaniz.

Una larga trayectoria le une a México, donde vivió en la capital del país desde los ocho años, y donde comenzó sus estudios musicales de piano y dirección de orquesta en la Escuela Nacional de Artes y en el Conservatorio Nacional de Música.

Debutó en la escena en Durango en 1961, como barítono interpretando la ópera "Madame Buterfly" y como tenor, prestando su voz al Alfredo de "La Traviata".

Durante el tristemente famoso terremoto de 1986 que, sacudió la zona centro, sur y occidente de México, Domingo realizó arduas labores de rescate y se sumó como uno más a las tareas de búsqueda de supervivientes.

Hace unos meses fue operado de cáncer de colon en Nueva York pero eso no le ha alejado de los escenarios. Recientemente, durante una presentación en su Madrid natal, el público le dedicó una ovación de veinticinco minutos.

Además de ser tenor y barítono, Plácido Domingo es director de orquesta, productor, compositor y director general de la Ópera Nacional de Washington y de la Ópera de Los Ángeles.