Público
Público

El dominio sex.com, vendido por 9,2 millones de euros

Tras un largo periplo judicial, la empresa propietaria alcanza un acuerdo para cerrar la subasta de uno de los dominios más caros de la Red

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El histórico nombre de dominio sex.com parece que se venderá finalmente por 9,2 millones de euros (13 millones de dólares). Su actual propietario, la empresa en quiebra Escom ha cerrado un trato para desprenderse del dominio en favor de la compañía Clover Holdings, según los documentos presentados ante la corte de California esta semana.

Escom compró el dominio de su anterior propietario en 2006. El valor de aquella se estimó entre los 12 y 14 millones de dólares, lo que lo convierte en uno de los dominios más caros de todos los tiempos. Según los documentos, Clover Holdings ha sido la empresa elegida entre una docena después de hacer la 'oferta más alta'. Pero la compañía es un misterio en sí misma. Según el registro está ubicada en la isla caribeña de San Vicente y su dirección de correo electrónico tiene el dominio @hushmail.com, un servicio de correo electrónico privado.

Las negociaciones estuvieron a cargo de Sedo.com, una compañía experta en la subasta de dominios. Sedo, que se llevará una comisión por haber conseguido la venta, comenzó a solicitar ofertas en julio. El acuerdo aún está sujeto a la aprobación de la corte encargada de gestionar las deudas de Escom. Por ello, la compañía aún propietaria de sex.com ha pedido una audiencia urgente, que le ha sido concedida para el próximo miércoles, 27 de octubre.

Sex.com es un dominio con historia. Fue originalmente registrado por el empresario Gary Kremen en 1994 y posteriormente robado por Stephen Cohen. Cohen fue llevado ante los tribunales por Kremen, que tardó cinco años en recuperar su propiedad. Durante todo ese tiempo Cohen llegó a facturar hasta medio millón de dólares mensuales en publicidad en la web sex.com. Finalmente, el tribunal dictó una sentencia contra Cohen, condenado a pagar 65 millones de dólares. Sin embargo, huyó a México y fue detenido al tiempo, permaneciendo en prisión hasta 2006.

El dominio también ha tenido un historia turbulenta bajo la propiedad de Escom. Una pelea estalló entre los acreedores de la compañía a principios de este año, cuando uno de ellos de forma unilateral puso el dominio a subasta. Así, unos días antes del inicio de la subasta, otra de las entidades que participan en la complicada estructura propietaria de Escom presentó una petición de quiebra, con el único objetivo de frenar la subasta. La compañía argumentaba que la empresa que se estaba encargando de la subasta, no estaba especializada en la subasta de dominios y que no era la adecuada para alcanzar el mejor precio.

Así, hasta junio no se alcanzó un acuerdo para que Escom pudiera poner a la venta el dominio sex.com, mediante una subasta, esta vez sí, con una empresa especializada, como Sedo.com.