Público
Público

Don Felipe quiere que el "ejemplo extraordinario" Isinbayeva se inculque en la juventud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Felipe de Borbón ha asegurado hoy en Oviedo, al referirse a la atleta rusa Yelena Isinbayeba, galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2009, que le gustaría que "su ejemplo extraordinario se inculcara en la juventud, en todas aquellas personas que desean ser mejores, que aspiran a un vida más saludable".

El Heredero de la Corona española ha dicho, durante la ceremonia de entrega de los premios, celebrada en el Teatro Campoamor de Oviedo, que "el legendario lema olímpico 'Citius, Altius, Fortius', más rápido, más alto, más fuerte, tiene un modelo y un ejemplo en la atleta rusa Yelena Isinbayeva, especialista en salto con pértiga".

"Una especialidad que ha sufrido una progresiva y extraordinaria evolución y en cuyo ascenso, en esa continua superación de marcas, ha tenido ella mucho que ver", ha dicho Felipe de Borbón, que considera un "orgullo para todos" la concesión del galardón a esta "deportista excepcional".

Ha añadido que "a sus 27 años no sólo ha destacado de manera extraordinaria por su valores humanos y deportivos, sino que ya muy tempranamente ha sido reconocida como la mejor atleta del mundo".

"Entre sus triunfos deportivos, además de ser la única atleta que en la historia de esta especialidad ha superado los 5 metros de altura, están 27 récords mundiales y 11 primeros puestos en competiciones olímpicas, mundiales y europeas", ha resaltado Felipe de Borbón en alusión a quien "aún tiene por delante un camino abierto para seguir dando lo mejor de su esfuerzo, batiendo marcas y logrando victorias".

El Príncipe ha destacado que "todos esos éxitos de Isinbayeva son el resultado de una voluntad férrea, de una poderosa fortaleza de ánimo, de un valeroso espíritu de superación y de una gran sensibilidad sin la cual nada sería el espíritu deportivo".

Ha finalizado la intervención dedicada a la pertiguista rusa, poseedora del récord mundial, situado en 5,06 metros, apuntando que la saltadora merece la "admiración" y el "respeto" que se le tributa.

Isinbayeva, que se impuso a la española Marta Domínguez en la votación final, ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2009 tanto por la "ejemplaridad de su vida y obra" como por las metas que ha conseguido en el salto con pértiga gracias a un "espíritu de superación encomiable".

El acta del jurado, que le concedió el galardón por mayoría, destaca que en esta atleta recaen las condiciones "fundamentales" por las que se concede el premio y que se refieren, "además de la ejemplaridad de su vida y obra, a que haya conseguido nuevas metas en la lucha por superarse y contribuir con su esfuerzo al perfeccionamiento, cultivo o promoción de los deportes".

Nacida en Volvogrado, Rusia, el 3 de junio de 1982, practicó gimnasia en su juventud, pero a los 16 años se vio obligada a dejar este deporte por su gran corpulencia y optó por la pértiga, especialidad en la que fue dos veces campeona olímpica y en varias ocasiones campeona mundial y europea, tanto al aire libre como en pista cubierta.

El año pasado el tenista Rafael Nadal fue distinguido con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, que desde su primera edición, en 1987, ha sido otorgado a deportistas de la talla de Sebastian Coe, Severiano Ballesteros, Serguei Bubka, Hassiba Boulmerka, Lance Armstrong, Hicham El Guerrouj, Fernando Alonso, la selección española de baloncesto y Michael Schumacher, entre otros.

La lista de homenajeados en la edición de 2009 la completan el arquitecto británico Norman Foster (Artes), el escritor albanés Ismail Kadaré (Letras), el naturalista inglés David Attenborough (Comunicación y Humanidades) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) (Ciencias Sociales).