Público
Público

Un "Don Quijote de la Mancha", el regalo por los 100 años de Oliveira

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director luso Manoel de Oliveira celebró hoy sus 100 años de vida en un emotivo acto, donde fue obsequiado con una edición en portugués fechada en 1876 de la novela "Don Quijote de la Mancha", del español Miguel de Cervantes.

El cineasta portugués más internacional conmemoró su centenario en un almuerzo que reunió a unas 50 personas, celebrado en un barrio del norte de Lisboa, donde el realizador rueda su último trabajo, "Peculiaridades de una chica rubia", señaló a Efe el productor español Luis Miñarro, presente en el acto.

El realizador más longevo en activo se emocionó cuando los miembros del rodaje le hicieron entrega de los dos tomos de la obra maestra de Cervantes, edición que también incluye ilustraciones del artista francés Gustav Doré.

De Oliveira sopló tres velas por sus cien años, en una tarta de chocolate adornada por una figura en forma de cámara de cine, y recibió una tarjeta de felicitación firmada por los miembros del rodaje.

"Estoy muy emocionado. No sé si merezco esto, supongo que no, porque no es mérito propio haber alcanzado la edad que tengo. Son caprichos de la naturaleza, pero es agradable", dijo el director lusos entre risas antes de la comida.

El veterano director, quien estuvo acompañado por su mujer y por una de sus actrices fetiche Leonor Silveira, pronunció unas palabras de agradecimiento en las que subrayó que el equipo con el que trabaja es fundamental para que sus películas salgan adelante.

"Fue un acto emotivo que duró cerca de dos horas en el que estuvo muy bromista" señaló Miñarro, quien destacó que el cineasta valoró que España se haya acordado de él.

El ministro de cultura español, César Antonio Molina, llamó a Oliveira para felicitarle, según dijo el productor español.

Al acto, al que sólo tuvieron acceso dos canales de televisión, acudieron varias personalidades, entre las que destacaron el Embajador de Francia en Portugal, Denis Delbourg, y el alcalde de Lisboa, António Costa.

De Oliveira comió el día de sus cien años una sopa de calabaza, un trozo de bacalao y un pastel, acompañado por vino y café.

Tras las celebraciones, el director se puso inmediatamente manos a la obra con el objetivo de terminar a tiempo "Peculiaridades de una chica rubia".

La cinta, basada en un cuento del escritor portugués Eça de Queiroz, es la última en la que trabaja Oliveira y su objetivo es presentarla al festival de cine de Berlín, a comienzos de febrero del año que viene.

Tras esta cinta, el realizador manifestó su intención de rodar "El extraño caso de Angélica", un proyecto recuperado de la década de los 50, y que espera estrenar en mayo de 2009 en el festival de cine de Cannes.