Público
Público

Donantes ofrecen 2.992 millones de euros para vacunar a niños en países pobres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Donantes públicos y privados se comprometieron hoy a destinar 4.300 millones de dólares (2.992 millones de euros) a la subvención de vacunas contra la neumonía y la diarrea por rotavirus para tratar de salvar la vida de más de cuatro millones de niños de los países más pobres hasta 2015.

En una conferencia en Londres organizada por la Alianza Global para la Vacunación e Inmunización (GAVI), países donantes y fundaciones privadas prometieron que aportarán la citada cantidad para vacunar a decenas de millones de menores en los próximos cuatro años.

La suma alcanzada sobrepasa con creces el objetivo inicial de 3.700 millones de dólares (2.574 millones de euros), un logro que permitirá a GAVI ofrecer inmunización a más niños de forma más rápida y acelerar, a la vez, la introducción de nuevas vacunas en países necesitados.

Con estos compromisos y ante el incremento notable en las ayudas prometidas por los donantes, la alianza cuenta ahora con un presupuesto total de 7.600 millones de dólares (5.287 millones de euros) destinado a esta campaña.

El primer ministro británico, David Cameron, fue el encargado de inaugurar esta cita mundial en la que se reunieron jefes de Gobierno, autoridades sanitarias de todo el mundo, fabricantes de vacunas y organizaciones privadas, y que presidieron el ministro británico de Estado para Desarrollo Internacional, Andrew Mitchell; Bill Gates, copresidente de la fundación Bill & Melinda Gates, y la presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf.

Bill Gates, que anunció que su fundación destinaría otros 616 millones de libras (698 millones de euros), se mostró "encantado con el resultado de la conferencia" ante el "increíble impacto" que había tenido el llamamiento de GAVI.

"Por primera vez en la historia, los niños de los países en vías de desarrollo recibirán las mismas vacunas contra la diarrea y la neumonía que los niños de los países ricos", dijo Gates, que subrayó que "juntos, debemos hacer más para asegurarnos de que los niños, no importa dónde estén, tengan acceso igual a las vacunas que salvan vidas".

Dentro de este marco, Cameron también anunciaba hoy que el Reino Unido donará otros 814 millones de libras (unos 923 millones de euros), una suma adicional a los 680 millones de libras (770 millones de euros) que este país ya se comprometió a aportar entre los años 2011 y 2013 y que contribuirá a salvar 1,4 millones de vidas de menores.

El jefe del Ejecutivo de coalición fue consciente de que el compromiso británico podría resultar "polémico" para los contribuyentes de este país en un momento en el que los ciudadanos afrontan drásticos recortes en el gasto público, aunque justificó su decisión al argüir que "se trata de una cuestión de valores y de salvar vidas".

"No podemos permitirnos esperar. ¿Cuántos minutos esperamos? Tres niños mueren cada minuto solamente de neumonía. Esperar no es lo correcto. No creo que el 0,7 por ciento de nuestros ingresos brutos anuales sea un precio demasiado alto que pagar para salvar vidas", señaló Cameron.

Entre los donantes se incluyen países como Noruega, que donó 677 millones de dólares (470 millones de euros); EEUU, con 450 millones de dólares (313 millones de euros), Suecia, Países Bajos, Australia, Francia, Alemana e Italia.