Público
Público

Draghi avisa que viene a España "a escuchar"

El presidente del BCE comparece la próxima semana en el Congreso de los Diputados, en una reunion a puerta cerrada, sin taquígrafos y con el tiempo tasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado este jueves que el motivo fundamental de su comparecencia en el Congreso de los Diputados el próximo 12 de febrero es 'escuchar' lo que tienen que decir los representantes políticos españoles sobre la economía del país y su visión sobre la situación en la zona euro. 'Voy a estar allí sobre todo para escuchar', afirmó Draghi en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que ha mantenido los tipos de interés en el 0,75%.

En este sentido, el banquero italiano descartó que vaya a entrar en cuestiones de índole nacional, limitándose a señalar que 'se trata de una oportunidad única de escuchar las opiniones de los políticos españoles sobre la situación en España, pero también sobre su visión del estado de la eurozona'.

La comparecencia en el Congreso del presidente del BCE se llevará a cabo en una sesión de 90 minutos a puerta cerrada ante diputados de varias comisiones (con idea de que Draghi y los portavoces parlamentarios se repartan el tiempo a la mitad)  sin que haya actas de taquígrafos ni grabaciones. Fuentes parlamentarias explicaron que este formato ha sido impuesto por el Banco Central Europeo siguiendo el modelo utilizado cuando Draghi compareció ante miembros del Bundestag alemán en noviembre de 2012. En concreto, el presidente del BCE tendrá una primera alocución ante los diputados y, posteriormente, los portavoces de cada grupo podrán presentar sus planteamientos durante unos seis minutos. El banquero italiano cerrará la reunión con una última reflexión en la que podrá contestar a las interpelaciones que le hagan los portavoces.

Draghi, además, ha comentado que confía en que la tasa de inflación armonizada de la eurozona baje del umbral del 2% 'en los próximos meses', mientras que ha reiterado que la debilidad de la economía continuará en el corto plazo, aunque a finales de año se apreciará una gradual recuperación de la actividad. 'Sobre el horizonte de análisis las presiones inflacionistas deberían estar contenidas y las expectativas a medio y largo plazo permanecen firmemente ancladas en línea con el mandato del BCE', dijo Draghi.

En este sentido, el banquero italiano vinculó la esperada mejora de la economía con la menor incertidumbre en los mercados a raíz de la política acomodaticia del BCE y los esfuerzos en reducir la fragmentación de los merccados de la zona euro.