Público
Público

Las dudas sobre España ceden tras otra exitosa subasta de deuda

La emisión del Tesoro de hoy cumple el objetivo marcado y la demanda de inversores supera las previsiones. El riesgo país retrocede desde máximos, el euro se recupera y el Ibex sube

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las dudas sobre España se desvanecen cuando se trata de conseguir una buena rentabilidad. Y así lo demostraron los inversores, que hoy acudieron con mucho más entusiasmo del que se esperaba a la crucial cita de refinanciación que tenía el Tesoro Público español.

El objetivo era captar entre 2.500 y 3.500 millones de euros, y se rozó el máximo previsto. El Tesoro colocó 3.494 millones en obligaciones a 10 y a 30 años. Eso sí, como viene sucediendo en las últimas semanas, el coste de la operación fue superior al de anteriores ocasiones: por los 3.000 millones de euros colocados a 10 años España pagará un 4,91%, frente al 4,074% de la subasta de similares características celebrada hace un mes. Supone un sobrecoste de 25 millones, si bien la rentabilidad ofrecida es bastante inferior que el 5,5% que habían barajado los analistas.

El sector financiero animó la subida en bolsa liderado por Banco Santander

'La colocación de obligaciones a 30 años sí que fue algo peor, ya que la rentabilidad ha rozado el precio más alto que esperábamos, en torno al 6%', apunta Tomás García Pourriño, analista de Cortal Consors. En este caso, el Tesoro adjudicó 479 millones de euros al 5,932%, frente al 4,758% que había pagado en la subastade similares características del pasado marzo. Estadísticamente, el interés fue el más elevado desde 2002 en el caso de los bonos a 10 años, y desde 1999, en las obligaciones a 30 años.

La elevada rentabilidad ofrecida por el Tesoro ha sido un caramelo suficientemente atractivo como para que los inversores hayan ignorado los rumores de los últimos días acerca de un plan de rescate financiero para España, una posibilidad reiteradamente negada tanto desde Bruselas como por el Ministerio de Economía. Prueba de ello es la notable demanda de títulos de deuda española: superó los 9.803 millones, frente a los 3.479 adjudicados.

'En otras condiciones habríamos criticado que los intereses hayan sido muy altos, pero dadas las presiones que España está sufriendo en las últimas semanas, la subasta de hoy debe considerarse todo un éxito', asegura García Pourriño.

Así lo valoraron también los mercados, que marcaron una clara tendencia al alza después de la subasta del Tesoro. El primero en celebrar el resultado fue el euro. La moneda única, en apenas unos minutos, llegó a cambiar por 1,24 dólares, aunque terminó la jornada en los 1,236 dólares, un 0,45% por encima de la cotización del miércoles.

El euro se recuperó un 0,45% frente a la cotización del miércoles

También se produce una recuperación del riesgo país. El diferencial del bono a 10 años español con el alemán se recortó hasta los 210 puntos básicos, después de marcar en la víspera su máximo desde 1996. Y los seguros que cubren una posible quiebra del país (CDS) se abarataron un 6,98%, hasta los 237 puntos básicos.

Igualmente, las bolsas reflejaron ese soplo de confianza. En España, el Ibex 35 subió un 0,73%, hasta 9.755 puntos, situándose como la bolsa más alcista de Europa. 'A pesar de las presiones internacionales por sembrar dudas sobre España, está claro que las medias que está tomando el Gobierno tienen que inyectar confianza y también los resultados del test de estrés de la banca', apunta el analista Cortal Consors.

Precisamente, la bolsa español también reaccionó positivamente a los comentarios que llegaban desde Bruselas sobre el Banco Santander, la entidad que mejor sale en los exámenes de solvencia a nivel europeo. También animaron los comentarios del Ministerio de Economía, en los que aseguraba que España no va a tener problemas para atrender los vencimientos de deuda de los proximos meses.