Público
Público

Dudas y miedos de los actores ante la llamada a la movilización

O apoyar la huelga y afrontar las posibles consecuencias o hacer oídos sordos y abstenerse de asistir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

O apoyar la huelga y afrontar las posibles consecuencias o hacer oídos sordos y abstenerse de asistir.

A dos días del paro general, una gran parte de los profesionales del mundo del sector audiovisual se debate entre secundar la llamada de las centrales sindicales o acudir a su puesto de trabajo.

La 'coacción' que, según los trabajadores, ejercen las productoras sobre los profesionales del sector les concede un estrecho margen de decisión.'Dejar el 29 de septiembre tu puesto vacante va a molestar mucho a las productoras', afirma una profesional del sector afiliada al sindicato Unión de Actores que prefiere preservar su identidad con el anonimato.

'Hay productoras, sobre todo pequeñas, que podrán responsabilizar a los actores en huelga de no cumplir sus compromisos', añade la portavoz del Sindicato de Técnicos Audiovisuales y Cinematográficos del Estado Español (TACE), Gabriela Weller.

Además, hay que añadir las precarias condiciones laborales que tienen que afrontar los profesionales del sector. 'El paro entre los actores llega al 70%. Los que trabajan son conscientes de que, después de una película, pueden estar uno o dos años sin rodar otra', afirma un actor de reconocido prestigio que también prefiere mantener oculto su nombre.

'Estamos acobardados porque hay mucha inestabilidad. Muchos puestos de trabajo son eventuales y se hace difícil conciliar la vida familiar ', reconocen representantes del sindicato de actores.

Hasta el momento, sólo las series Amar en tiempos revueltos, Gavilanes, Piratas e Hispania y las películas Águila Roja, Capitán Trueno y La piel que habito, que dirige Pedro Almodóvar, han confirmado que el miércoles pararán los rodajes.

En estas condiciones, los artistas aseguran tener 'miedo' a apoyar la huelga, aunque consideran que se trata de una sensación producida por la 'desinformación'. 'En ningún otro sector hay tanta como en este. Además, aquí existe poca tradición sindical', añade el actor.

'Tenemos que combatir la carencia de información porque la huelga es un derecho. Nosotros estamos ahí para apoyar a los profesionales que crean que van a ser expulsados de sus puestos de trabajo', se ofrece la portavoz de TACE.

Lejos de toda presión, en TACE se apuesta por aprovechar este momento para ' reivindicar' sus derechos: 'Si paramos todos, no puede haber represalias. Si paramos unos cuantos, sí. Se trata de que estemos todos en el mismo barco'.

Desde la Unión de Actores se suman a la iniciativa, aunque no ocultan su malestar con la actitud de las grandes centrales frente a las causas de los colectivos minoritarios. 'CCOO y UGT no están cuando les pides ayuda. Sólo van cuando hay cámaras', lamenta la afiliada al sindicato de Unión de Actores.