Público
Público

Los dueños de mascotas cumplen con la tradición del Día de San Antón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Numerosas personas, incluido el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, han cumplido hoy con la tradición del Día de San Antón y han llevado a bendecir a sus mascotas a la parroquia madrileña del mismo nombre, situada en la calle de Hortaleza.

A las nueve de la mañana han comenzado las bendiciones en la puerta de la iglesia, donde numerosas personas esperaban con sus mascotas, fundamentalmente perros, gatos y también loros, tras haber aguardado haciendo cola por las calles de la Farmacia y Hortaleza.

Entre los asistentes, el alcalde de Madrid, que ha llevado en brazos a un perro para que recibiera la tradicional bendición del párroco, que rocía a las mascotas con agua bendita después de afirmar: "El Señor bendiga a este animal y que San Antón le proteja de todos los males del cuerpo".

La tradición manda que los dueños reciben tres panecillos elaborados con una fórmula secreta que los mantiene tiernos durante bastante tiempo, uno de los cuales deben guardar junto a una moneda durante todo un año para garantizar trabajo y salud.

En cada festividad de San Antón se celebran, por la tarde, las llamadas "vueltas del Santo", un desfile en el que animales y dueños recorren las calles de Barceló, Fuencarral, Hernán Cortés, Mejía Lequerica y Hortaleza, y que en esta ocasión contará con la participación de caballos de la Policía Municipal, palomas mensajeras del Ejército, perros de salvamento de los Bomberos y ejemplares del circo, informa el Ayuntamiento de Madrid.

Tampoco faltan en este desfile una pareja de guacamayo azul y amarillo, Sam e Inca, en representación de la variada fauna del Zoo Acuarium de Madrid.

Estos guacamayos participan habitualmente en las demostraciones de vuelo libre del Zoo y son animales muy tranquilos, sociables y que disfrutan de la compañía del público, según el Zoo Acuarium, que esta tarde obsequiará a sus visitantes con "rosquillas del zoo", creadas en conmemoración del santo y de las que se han repartido, en años anteriores, más de cien kilos.

Pero el Día de San Antón se ha celebrado en otros lugares, como, por ejemplo, en San Lorenzo de El Escorial, en una concurrida jornada en la que dos centenares de equinos, entre caballos, ponies y burros, más de medio centenar de perros y hasta pájaros y hámsters han sido bendecidos en el Arco de la Compaña, después de la Misa en honor a San Antonio Abad, que se celebra desde tiempos de Fernando VII en el santuario de Floridablanca.