Público
Público

Dulce venganza de los Lakers con su segundo título consecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A medida que caían las papelinas doradas y moradas de las alturas del Staples Center de Los Ángeles, los Lakers se regodeaban en la gloria de haber batido a sus mayores rivales para el título de la NBA.

Sumar el segundo campeonato consecutivo fue más dulce aún al imponerse a los Boston Celtics por 83-79, vengando su derrota en la final de 2008.

"Ganar un campeonato es (un momento) muy dulce, pero desde luego lo es aún más por derrotar a Boston", dijo a Reuters Pau Gasol. "Debido a la rivalidad, a la historia y a nuestra historia personal, haber ganado sienta muy bien".

Los Lakers fueron batidos contundentemente por 4-2 por los Celtics hace dos años, provocando dudas acerca de la dureza del equipo de Phil Jackson.

Los Angeles ganó el título del año pasado a Orlando Magic, y en su esperada venganza sobre Boston encontró una nueva fortaleza en un momento decisivo. En el séptimo y último partido de la serie, los Lakers superaron una desventaja de 13 puntos en el segundo tiempo y se impusieron en la guerra defensiva.

A pesar de lograr únicamente un 32 por ciento en tiros de campo, consiguieron superar la defensa de los Celtics y obtuvieron una ventaja de 53-40 en los rebotes.

"Aprendimos de la decepción y la frustración que nos invadió al perder la serie (en 2008)", dijo el veterano de los Lakers Derek Fisher. "De ahí aprendimos que si no defendemos y reboteamos nos podemos olvidar de ganar".

Aunque derrotar a su némesis fue un factor motivador para los Lakers, fue un concepto nuevo para el alero Ron Artest, que llegó al equipo el verano pasado. Inmerso de repente en una rivalidad tan antigua, Artest animó al equipo con canastas decisivas y 20 puntos, además de lograr el primer anillo de su carrera.

"Nunca pensé que tendría la oportunidad de estar en esta situación", afirmó el jugador, que dio las gracias a su psiquiatra. "Estoy tan agradecido, estoy bendecido, estoy disfrutando esto".

Jackson suma ahora un récord de 11 campeonatos, pero no quiso especular sobre qué ocurrirá con su contrato.

"(Ganar) mejora mis posibilidades (de regresar)", manifestó el antiguo técnico de Chicago Bulls. "Es lo único que voy a decir de este asunto. Ahora estoy disfrutando la situación".