Público
Público

Duodécima suspensión de pagos en el ladrillo

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mundo del ladrillo cuenta su víctima número 12 entre las suspensiones de pagos (ahora denominado concurso de acreedores) que afectan a grandes y medianas empresas, con Martinsa y Habitat a la cabeza. El Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid ha admitido la petición que presentó el 23 de enero la constructora Dico Harinsa Obrum (DHO), matriz del grupo del mismo nombre, para entrar en concurso de acreedores voluntario.

DHO también ha pedido que suspendan pagos sus principales filiales, DHO Infraestructuras, Dico Obras y Construcciones y Obrum, algo que aún debe decidir el juez.

Uno de los principales perjudicados por la suspensión de pagos es Caja Castilla-La Mancha, que acaba de acordar su fusión con la andaluza Unicaja para salvarse de una intervención.

Deuda de 300 millones y ERE

Esta caja tiene el 10,5% de DHO, en cuyo capital entró en junio de 2007 con la esperanza de que fuera un proyecto sólido tras la escisión en dos de la compañía que se saldó con la salida del grupo de la promotora Dico. Esta última empresa suspendió pagos.

En aquel momento, Caja Castilla-La Mancha pudo aportar 10 millones pero, además, se cuenta entre los acreedores de los entre 300 y 350 millones que debe DHO.

La peor parte se la llevan los trabajadores de DHO. El grupo presentó un expediente de regulación de empleo para despedir al 60% de sus 1.187 trabajadores. Tiene su sede en Madrid pero está presente en varias autonomías.