Público
Público

"Durán no se llevó ni un café del Palma Arena"

El abogado del portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma considera excesiva la permanencia en el calabozo de su cliente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Ramón Orta, abogado del portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Rafael Durán, ha declarado que confía en que su cliente salga hoy en libertad porque 'no se ha llevado ni un café del Palma Arena' y lo 'único' que desea es declarar 'la verdad' ante el juez.

'Mi cliente lo que desea es que esto se aclare y demostrar su inocencia porque no se ha llevado ni un café del Palma Arena, no se ha llevado ni un duro, no ha hecho nada mal hecho y las cosas que ha hecho las ha hecho por ejercer su cargo', ha recalcado Orta.

Orta ha hecho estas declaraciones a los periodistas en la puerta de los juzgados de Vía Alemania en Palma, donde desde primera hora de la mañana se encuentran las cinco personas que todavía permanecen detenidas por su presunta vinculación en la supuesta trama de corrupción en la construcción del velódromo Palma Arena.

De los cinco detenidos -entre los que se encuentra Durán; el ex director de Deportes del Govern, Pepote Ballester; el director de la UTE, Miguel Ángel Rodríguez, y el ex gerente del Palma Arena, Jorge Moisés-, el primero en declarar está siendo el director de la empresa de comunicación Nimbus, Miguel Romero, según ha apuntado Orta.

Orta ha declarado que lo único que ha cuestionado de esta operación policial, denominada 'Espada', el portavoz del PP en Palma es haber tenido que estar durante tantos (tres) días detenidos en los calabozos de la Policía Nacional cuando al él se le imputa un delito de prevaricación 'que no lleva aparejada pena de prisión'.

'Si la Fiscalía o la Policía hubiesen tenido a lo largo de este año y medio más elementos para imputarle otro tipo de delitos, probablemente lo hubieran hecho', ha dicho Orta, quien ha señalado que el delito de prevaricación del artículo 404 del Código Penal solo lleva aparejada una pena de inhabilitación de siete a diez años.

El letrado ha incidido en que una detención así era innecesaria porque su cliente 'no tiene ninguna posibilidad de alterar o modificar algún tipo de prueba ni se va a sustraer de la acción de la justicia. (...) Está debidamente erradicado aquí, tiene familia, casa y trabajo'.

Sin embargo, Orta ha declinado hacer una valoración 'política' de la actuación policial de acuerdo con las declaraciones que al respecto han realizado diferentes miembros del PP balear, quienes consideran que esta actuación policial no es más que 'un espectáculo' que ha querido dar la Fiscalía.

El abogado ha asegurado que su cliente 'ni se ha lucrado ni se ha beneficiado absolutamente de nada', por lo que tiene 'la esperanza' de que salga en libertad y que, aunque tenga que continuar después con el proceso, quede 'absuelto'.

Preguntado acerca de si su cliente mantendrá la versión de algunos de los detenidos de que el sobrecoste del pabellón (el doble de lo presupuestado inicialmente) fuera causado por el primer arquitecto, el alemán Ralph Schürmann, Orta ha comentado que no sabe si Durán se sumará o no a dichas acusaciones.

Aún así, el letrado ha reconocido que 'siempre ha oído comentar que el arquitecto (Schürmann) era una persona de prestigio internacional, pero como que vivía un poquito de este prestigio pero su contribución no fue un proyecto serio, solvente'.

'El diseñó con el talento que todo el mundo le presupone un velódromo, pero después faltaban partidas esenciales para que el proyecto se pudiera ejecutar', ha relatado Orta, quien, no obstante, ha subrayado que controlar estas cuestiones no era función del consorcio -que presidía Durán- sino que existían unos servicios técnicos para ello.

El consorcio, ha recordado Orta, estaba formado por el Ayuntamiento de Palma, el Consell insular de Mallorca y el Govern, pero el consistorio palmesano era la administración que 'menos contribución tenía' en este órgano. 'Mi cliente presidía (el consorcio) por delegación de la alcaldesa Catalina Cirer'.