Público
Público

Duran se ofrece como voto del cambio en defensa de la "dignidad" de Cataluña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cabeza de lista de CiU al Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha hecho hoy un llamamiento al pueblo catalán a apoyar masivamente a CiU y darle la victoria el 20N por delante de PSC y PPC, porque representa el único voto del cambio que además servirá para defender la "dignidad nacional" de Cataluña.

CiU ha celebrado en el Auditorio Antoni Gaudí de Reus, ante unas 1.300 personas según la organización, su acto central de campaña con la participación de los pesos pesados de la federación nacionalista.

Duran, precedido por un sinfín de discursos, entre ellos los de Artur Mas, Jordi Pujol y los otros tres cabezas de lista de CiU en estas elecciones -Conxita Tarruella por Lleida, Jordi Xuclà por Girona, Jordi Jané por Tarragona-, ha aludido a las encuestas que auguran prácticamente un triple empate entre PSC, CiU y PPC.

Aquejado de un principio de afonía que ha entorpecido su discurso, Duran ha destacado que, si en 2008 el PSC superó por 15 escaños a CiU, ahora los sondeos sitúan a los nacionalistas a tan solo dos de la candidatura que encabeza Carme Chacón.

"Es posible quedar los primeros", ha proclamado esperanzado Duran, que ha arengado a su "infantería" a desplegarse estos días por todo el territorio para hacer posible la victoria.

Duran ha advertido de que "aquí no hay segunda vuelta", por lo que "no vale arrepentirse al día siguiente" por no haber votado a CiU: "Por dignidad nacional y de país, no nos podemos permitir el lujo ni de apoyar la mayoría absoluta que tendrá el PP ni de que aquellos que han arruinado Cataluña, los socialistas, vuelvan a ganar las elecciones en Cataluña".

Según el candidato de CiU, sería una "vergüenza nacional" que el PSC volviese a recibir la confianza mayoritaria de los catalanes, después de que sus 25 diputados hayan sido meros "maniquíes del PSOE" en el Congreso.

Duran ha pedido a aquellos votantes "arrepentidos" de haber apoyado a los socialistas en 2008 que esta vez hagan "piña" en torno al catalanismo que encarna CiU, aunque "no estén al cien por cien de acuerdo" con el programa que defiende la federación nacionalista.

Dirigiéndose al electorado que se siente "harto" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y desee un cambio, ha recordado que en Cataluña "no hace falta votar al PP" sino que se puede votar a CiU para que haga de "contrapeso a su monopolio de poder político".

Antes, el presidente de la Generalitat y presidente de CiU, Artur Mas, había desarrollado esta idea con mayor precisión: "El voto por CiU es un voto doble: suma para el cambio y para Cataluña".

Mas ha reconocido que apoyar al PP también es un "voto de cambio" para echar a los socialistas del Gobierno español, pero a diferencia de CiU, ha dicho, apoyar a los populares "va en contra de Cataluña".

Jordi Pujol, por su parte, ha llamado a la movilización, "como en los tiempos más heroicos de CiU", para poder cumplir el objetivo de ganar las elecciones en Cataluña: "Hemos de aspirar a quedar los primeros".