Público
Público

e_SFlb low cost

Los canales de distribución digital abren las puertas a pequeños emprendedores y nuevos diseñadores, que se reunieron esta semana en un congreso en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España es el cuarto país de Europa y el sexto en el mundo en consumo de videojuegos, pero está a la cola en desarrollo. Esta semana, la Universidad Complutense de Madrid, en colaboración con Nintendo, acogió iDÉAME, un encuentro en el que los profesionales analizaron la situación del sector y orientaron a los futuros creadores. Entre los temas, cómo vencer la crisis gracias a las bondades de la distribución digital y las tiendas on line, que han abierto la puerta a los pequeños estudios.

Los canales de distribución on-line para consolas se han convertido en una gran oportunidad para los emprendedores que quieren hacer realidad su sueño de crear su propio estudio de desarrollo, un camino que solía complicarse por las dificultades de financiación. Ahora, las nuevas compañías independientes apuestan por juegos low cost, de presupuesto ridículo en comparación con los grandes nombres del género, pero con el encanto y la adicción necesarios para competir en este mercado.

Según Jorge Biedma Anuar, director de Enjoy Up y especialista en contenidos para consolas portátiles, los canales de distribución digital han permitido a los creadores entrar en el mercado sin preocuparse por los costes. "El problema es que tienes que financiar tu propio juego, desarrollarlo y, después, esperar a que lo compren", explica. Antes, subraya Yann Fourneau, de Gameloft, "trabajar por encargo era la única manera y la creatividad estaba limitada. Se ha abierto un nuevo horizonte que no sólo va a ir a más, sino que es lo único que va a quedar".

WiiWare, un servicio de descarga de juegos y aplicaciones especiales para Wii, ha logrado impulsar a creadores independientes. "WiiWare cuenta con garantía de marca. Se encargan de filtrar los juegos que les ofrecen las pequeñas compañías y los venden al público, en su propio canal on-line y a bajo precio. Gracias a este sistema han triunfado proyectos insospechados que jamás hubiesen llegado por el mercado tradicional", afirma Biedma.

Uno de ellos es el exitoso World of Goo, videojuego de puzzle producido por 2D Boy que ganó el Premio de Diseño e Innovación y Excelencia Técnica en el Festival de Juegos Independientes de 2008.

España, a la cola

Los creadores españoles creen que el formato electrónico se impondrá a medida que la velocidad del ancho de banda y los espacios de almacenamiento aumenten. "El sector se está abriendo a más gente y es un momento clave. El formato digital permite la independencia y la experimentación. Habrá más ideas, más variedad y menos barreras para el creador", opina Nicolás Wegnez, director de marketing de Nintendo Ibérica.

Todos coinciden en que formato físico y digital convivirán durante un tiempo. Según Wegnez, es precipitado pensar en una ruptura. "Ahora puedes elegir entre bajarte el juego o ir a la tienda a por él, algo impensable hace cinco años". El problema es cómo contentar a las distribuidoras, que se quedarían fuera de la cadena.

Para Nacho García, director de Abylight, el reto es evitar la saturación del mercado. "Las tiendas digitales han de crear un sistema para filtrar sus productos. Lo bueno es que son juegos que no tienen una campaña de marketing detrás y son los usuarios quienes opinan. Si es bueno, se venderá más. Se trata de que el jugador no esté tan dirigido", asegura.

Los creadores debatieron las posibilidades de las suscripciones on-line, que permitirán jugar sin bajarse nada. Los expertos son bastante pesimistas al respecto. "Es un sistema complejo y se necesita un buen ancho de banda para que funcionen", dijo Wegnez. De momento, habrá que esperar.