Público
Público

EB pide "equilibrio" y "máxima prudencia" en la persecución de la simbología de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador de EB, Mikel Arana, ha matizado hoy que es importante "equilibrar" la persecución del enaltecimiento del terrorismo con la libertad de expresión y ha pedido al departamento de Interior la "máxima prudencia" en sus actuaciones para perseguir ese delito.

Arana ha realizado estas afirmaciones en una entrevista a Radio Euskadi, recogida por EFE, en la que también ha responsabilizado a la izquierda abertzale de "tensionar" y "buscar la confrontación" con las manifestaciones prohibidas por su empeño "permanente" de "politizar las fiestas y cualquier acontecimiento social".

"Hay que hacer una exigencia a la izquierda abertzale para que deje de politizar cualquier acontecimiento social y por otro lado pedirle también al departamento de Interior que si considera que tiene que actuar, lo haga pero con la máxima prudencia posible para evitar que la ciudadanía se vea perjudicada", ha indicado.

Arana ha asegurado que lo que sí percibe es "un hartazgo generalizado" por parte de la sociedad sobre el hecho de que "las fiestas tengan que convertirse siempre en debates en torno a actuaciones o no de la Ertzaintza", cuando lo "ideal" sería que simplemente se pudiera disfrutar del ambiente festivo.

Ha pedido también "extrema precaución" a la hora de prohibir manifestaciones, al tiempo que ha exigido a la izquierda abertzale que si una manifestación es prohibida "la desconvoquen, y que no fuercen la actuación de la Ertzaintza".

Arana ha calificado de "preocupante" la "poca voluntad" que tiene el lehendakari de llegar a acuerdos con formaciones de izquierdas de cara a los Presupuestos porque, según ha dicho, "parece que López tiene previsto cerrarlos con Basagoiti y presentárselos a los demás" después.

Ha anunciado que presentarán enmiendas a los mismos y que tienen voluntad de hacer una oposición "responsable" y no parapetarse tras el escaño y "decir a todo que no"

También ha asegurado que el gobierno de López "está presidido por la inactividad, salvo en el ámbito de Interior", y ha indicado que lo único positivo que ha observado en sus primeros 100 días es la iniciativa del diálogo social.

Ha apostado por conseguir un gran polo de izquierdas con políticas progresistas de cara a las próximas elecciones municipales y forales y ha opinado que en el momento actual de crisis hay que "aparcar" los debates soberanistas, aunque sin olvidarlos.

Finalmente se ha referido a Alternatiba como un "grupo de tránsfugas en el ámbito institucional y un grupo de compañeros que han abandonado la disciplina porque hay más elementos que les unen que los que les diferencian" y ha lamentado que la izquierda siempre se vaya "desgajando, mientras que la derecha siempre suma".