Público
Público

EB recalca que "no puede expulsar" a los ediles que no apoyaron las mociones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz de la Presidencia de Ezker Batua, Mikel Arana, ha subrayado hoy que "no se puede expulsar" a los concejales de este partido que no respaldaron las mociones en las que se exige dimitir a los ediles que no condenen la violencia porque los estatutos de la formación no lo permiten.

Arana, quien ha participado en un acto de EB en Bilbao para denunciar la siniestralidad laboral, se ha referido, a preguntas de los periodistas, a las declaraciones hechas ayer por el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, en las que aseguró que los ediles de Arrasate (Guipúzcoa) que no apoyaron dicha moción están "fuera" de esta formación.

El dirigente de EB -partido integrado en la estructura federal de IU- ha afirmado que Llamazares "sabe cuáles son nuestros estatutos y, por lo tanto, sabe perfectamente que la decisión que han adoptado los concejales de Arrasate y Hernani, si bien no la compartimos y no nos gusta, es exclusiva suya, porque los estatutos así los habilitan. Por ello -ha agregado- no se puede expulsar a nadie".

Arana ha dicho que "las reglas del juego que tenemos son éstas" y que "no se pueden cambiar" hasta la próxima asamblea de EB, prevista para los días 31 de mayo y 1 de junio, en la que la dirección del partido planteará que decisiones de ámbito supramunicipal, como ésta de las mociones, sean tomadas "por el conjunto de la formación y no sólo por la asamblea local".

Preguntado sobre si, una vez modificados los estatutos, EB expulsará a los ediles que no han aprobado las mociones, Arana ha manifestado que "los caminos estatutarios rara vez suelen ser con carácter retroactivo" y que el objetivo es cambiar los estatutos "para que no se vuelvan a dar situaciones así".

En cuanto a la actitud que adoptará mientras tanto la dirección de EB, el portavoz ha señalado que los dirigentes del partido volverán a hablar con las asambleas locales "intentando explicarles nuestro punto de vista, que es apoyar esas mociones", y ha mostrado su esperanza de que "en el futuro no vuelva a ocurrir" lo mismo que en Arrasate y Hernani.

Ante las reclamaciones hechas por dirigentes del PSE-EE a los de EB para que tomen medidas contra los ediles, Arana ha pedido "respeto hacia las normas del resto de formaciones y a las divergencias que podamos tener en nuestro seno".

Mikel Arana ha considerado que las mociones éticas han tenido el efecto contrario al deseado, ya que "se suponía que tenían el objeto de facilitar la convivencia en los municipios", aunque "lo único que estamos consiguiendo es poner a ANV en el centro del protagonismo político, darle cancha".