Público
Público

El Ebitda de Abertis sube un 7% a septiembre, bate previsiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apoyado en el incremento de tarifas de algunas vías y en la consolidación de la participación en las adquiridas a Itínere, el grupo concesional Abertis anunció el jueves que cerró los nueve primeros meses del año con un resultado bruto de explotación EBITDA de 1.894 millones de euros, un 7 por ciento por encima del obtenido un año antes.

El resultado, que estuvo por encima de los 1.833 millones de euros previstos de media por los analistas, se produjo en un contexto en el que los ingresos de explotación subieron un 5,8 por ciento hasta 2.956 millones de euros.

En una presentación a la CNMV, el grupo dijo que espera igualar o mejorar estos resultados a cierre de 2009.

"Buenos resultados, por encima de nuestras estimaciones y en el rango alto del consenso, por unos mayores ingresos de lo esperado en la división de autopistas (...) deberían tener un impacto positivo en la cotización de las acciones de Abertis", dijo Banesto Bolsa en una nota a clientes.

En la parte baja del balance, el beneficio neto del grupo alcanzó los 563 millones de euros, frente a los 541,4 millones de hace un año y los 539,4 millones previstos por los analistas consultados por Reuters.

"Los cambios en el perímetro de consolidación, el convenio de Acesa AP7, la buena evolución de Telecom y las subidas tarifarias compensan la evolución negativa del tráfico de autopistas y aeropuertos", explicó el grupo en una nota.

El grupo dijo que el tráfico en el conjunto de la red cayó un 3,8 por ciento en el periodo, frente al descenso del 5,1 por ciento del primer semestre, confirmándose así la "tendencia a la estabilización iniciada en el segundo semestre de 2009".

El grupo se benefició de la adquisición de la participación que no poseía en varias autopistas a Itínere, una operación cerrada a principios del año por un importe aproximado de 620 millones de euros.

El área de negocio que mostró un mejor comportamiento durante el periodo fue el de las telecomunicaciones que, gracias al aumento de la actividad de la TDT y el incremento de tarifas ligadas al IPC, incrementó un 23 por ciento su facturación.