Publicado: 23.02.2014 17:07 |Actualizado: 23.02.2014 17:07

Echegoyen, exjefe de Barclays en España, número dos del banco malo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocido también como el banco malo, ha nombrado a Jaime Echegoyen, ex máximo responsable de Barclays en España, como consejero delegado. Con este nombramiento se cierra la crisis interna en la entidad provocada por la dimisión en enero del número dos, Walter de Luna. El entonces director general del banco malo renunció a su cargo por las diferencias con la presidenta, Belén Romana, sobre la estrategia y la gestión de la sociedad.

Sareb fue constituido a finales de 2012 para ayudar al saneamiento de las entidades financieras españolas que recibieron ayudas públicas. Su objetivo es liquidar en un plazo máximo de 15 años los activos tóxicos, financieros e inmobilarios (solares, promociones de vivienda acabadas o sin terminar, créditos vinculados al ladrillo...) recibidos de estas entidades.

Echegoyen, licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, ha desarrollado toda su carrera profesional en el sector financiero, donde ha sido consejero delegado de Bankinter y máximo responsable de Barclays en España. Según ha explicado la sociedad en un comunicado, su nombramiento como consejero delegado (cargo que tenían hasta ahora) forma parte de una reorganización para lograr una gestión comercial de sus activos más integrada, crear valor en la cartera de activos traspasados, y realizar una gestión "más activa" del riesgo de crédito.

Para ello, Sareb ha puesto en marcha cinco nuevas áreas. Se ha creado una dirección comercial, a la que se le encomienda la tarea de gestionar la totalidad de las desinversiones, al frente de la cual se nombra a Juan Barba, hasta la fecha director de Activos Inmobiliarios.  También se crea la dirección de reestructuraciones y recuperaciones, que estará dirigida por Enrique Saiz, para tener una gestión más activa del riesgo de crédito. Dos nuevas áreas, una de patrimonio y otra de estrategia, buscarán garantizar la generación de valor dentro del balance de la compañía. Al frente de la primera estará Olga Guitián, que ocupaba la dirección de control interno y cumplimiento, mientras que la segunda estará dirigida por Iker Beraza, hasta ahora director de análisis macro y relaciones corporativas. Finalmente, se ha creado la dirección de recursos corporativos que integra las direcciones de medios y de operaciones. Su responsable será Alfredo Guitart.

Echegoyen formara parte del Consejo de Administración, donde además se cambiará al consejero del Banco Popular, ya que Francisco Sacha será sustituido por Rafael Mena, después de que el primero haya sido nombrado director general financiero de la entidad.

El banco malo ha informado que en su primer año de funcionamiento ha ingresado más de 3.800 millones de euros y ha amortizado 2.000 millones de euros de deuda.