Público
Público

Echenique: "La sucesión de directos en la noche electoral fue fruto de la coincidencia"

El presidente de RTVE asegura que no hubo órdenes directas para priorizar las declaraciones del candidata conservador Basagoiti frente a las de la candidata de Bildu Laura Mintegi. Esta versión contradice el comunicado del consejo de i

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El corte brusco que sufrió en su comparecencia la candidata de Bildu, Laura Mintegi,  durante la cobertura de TVE de las elecciones en Euskadi fue “fruto de la coincidencia”. Así lo ha asegurado el presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, en su comparecencia en el Senado ante la Comisión mixta de control a la Corporación. “Casi todas las reacciones tras las elecciones se concentraron en la misma franja horaria. Se sumaron muchas ruedas de prensa al mismo tiempo, eso implica tener que discriminar unas a favor de otras. La sucesión de directos fue fruto de la coincidencia”, ha alegado González-Echenique ante las críticas recibidas de haber primado las informaciones relativas al Partido Popular frente al resto.

A estas críticas se había sumado en los días posteriores a las elecciones el propio consejo de informativos de RTVE, presidido por la periodista Yolanda Sobero. El órgano, elegido entre los  periodistas de la casa, denunció mediante un comunicado que durante la noche electoral la dirección de informativos “ignoró el principio de proporcionalidad y objetividad que deben prevalecer en el tiempo y el orden de las intervenciones' dando prioridad a Basagoiti frente a Mintegi. 'Estas decisiones durante la emisión en directo las tomó personalmente la dirección de Informativos, en contra del criterio de buena parte de los profesionales que participaban en el especial electoral', denunció el consejo de informativos.

'Los ciudadanos tenían todas las señales en el canal 24 horas', ha alegado EcheniquePues bien, para el presidente de RTVE el corte de Mintegi para emitir la comparecencia del candidato conservador Basagoiti es “fruto de la coincidencia” y ha señalado que los ciudadanos que querían ver otras comparecencias de las emitidas por La 1 podían verlas “a través del canal 24 horas”. El tercer alegato de Echenique en este sentido ha sido aún más sorprendente: “No todas las reacciones de los partidos políticos eran en castellano”.

En este sentido, González-Echenique ha reiterado que la información en TVE desde su llegada a la presidencia está marcada por los principios de “objetividad, interés público y el pluralismo” y ha asegurado que no puede permitir que se acuse a los telediarios de TVE de manipulación cuando continúan siendo líderes indiscutibles de audiencia, según datos de Kantar Media.

El presidente de RTVE también ha tenido que hacer frente a diversos reproches desde el grupo socialista que le recriminaban una “derechización” en la nómina de los tertulianos. A juicio socialista, esta tendencia hacia la derecha en los tertulianos dque acuden a los programas de TVEA  se pudo observar perfectamente durante la noche electoral cuando en El debate del canal 24 horas participaron cuatro tertulianos con tendencia hacia la derecha y uno con tendencia hacia la izquierda.

Echenique ha defendido, en este aspecto, que RTVE cuenta con una nómina de tertulianos “abierta, rica y dinámica” que se adapta a las circunstancias según el tema a debatir y que “representa una gran cantidad de opiniones” en todo el territorio. Así, ante las reclamaciones de CiU de que los puntos de vista catalanes estaban discriminados, Echenique ha asegurado que en RTVE hay voces “nacidas y arraigadas en Catalunya”.

González-Echenique ha vuelto a negar por activa y por pasiva que tenga la intención de efectuar un Expediente de regulación de empleo en RTVE y ha negado que la casa se haya puesto en contacto con una empresa ajena para realizar un informe que la asesore en este aspecto. “No va a haber un ERE. No hemos contratado ninguna empresa que lo estudie ni de dentro ni de fuera de la casa”, ha asegurado vehementemente.

RTVE cerrará el ejercicio presupuestario con un déficit de 105 millones de euros

No obstante, el presidente ha esquivado las peticiones de Juan Luis Gordo, portavoz socialista en la comisión mixta de control a RTVE, de comprometerse a no realizar un ERE a lo largo de su mandato. “RTVE tiene actualmente la misma dotación presupuestaria para salarios que los últimos años. Sin embargo, esta masa salarial apenas suponían antes un 20% del total del presupuesto y ahora son más del 40%. Se ha incrementado en un 25%.  Como cualquier gestor empresarial, creemos que podemos ajustar esta cifra y hacerla más eficiente”, ha señalado Echenique.

La fórmula para hacer más eficiente la plantilla de RTVE que maneja el presidente es la renegociación del convenio colectivo que ya denunció hace ahora dos meses. “Hemos hablado de flexibilizar la jornada laboral, de los horarios, de movilidad geográfica y funcional. Así como, de primar el rendimiento de los trabajadores. No se trata de una rebaja sistemática de los salarios sino de una flexibilización”, ha asegurado.

El presidente de RTVE, González-Echenique ha anunciado que RTVE cerrará el ejercicio 2012 como un déficit de 105 millones de euros. Este déficit se debe, según el presidente, ha “un menor volumen de ingresos de lo presupuestos y un mayor volumen de gastos de los esperados”. Así, Echenique ha detallado que de los 105 millones de euros de déficit , 73,51 millones se deben a costes extra de la parrilla de TVE.

“Hemos intentado reprogramar TVE con programas emblemáticos como Ana y los siete y El Hombre y la Tierra, pero aún así hemos tenido que gastar 20 millones de euros extra en este segundo semestre para mantener la calidad de la parrilla de la televisión pública”, ha asegurado.

Otro de los temas del día de la comparecencia del presidente de RTVE ha sido las negociaciones que RTVE mantiene con la RFEF para la compra de los derechos de la selección. En este sentido, Echenique ha afirmado que el mandato marco del Parlamento atribuye a RTVE atender “preferentemente” la retransmisión de la selección española de fútbol en en “condiciones económicas razonables”. “Y eso es lo que estamos persiguiendo y negociando. Actualmente estamos destinando 43 millones de euros por ocho partidos de la selección.  Debemos gastar el dinero con responsabilidad y diligencia”, ha concluido.