Público
Público

"Echo de menos cuando Alonso, Raikkonen y yo ganábamos carreras"

El piloto de McLaren, de visita en Madrid, confiesa que su coche no es competitivo y añora unos tiempos no tan lejanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lewis Hamilton (Stevenage, Reino Unido; 1985) visita territorio enemigo. El inglés, que en su país es un ídolo tras proclamarse el año pasado el campeón más joven de la historia de la Fórmula 1, siempre será visto en España como el rival de Alonso. Ese que le quitó la posibilidad al asturiano de ser por tercera vez campeón del mundo. Sin embargo, esa rivalidad, en otro tiempo encarnizada, hoy se ve minimizada por el mal momento que atraviesan ambos, incapaces de competir por los puestos de cabeza. Hamilton visitó ayer Madrid por primera vez. Y lo hizo junto a Pedro Martínez de la Rosa en un acto de promoción de educación vial promovido por una marca de whisky.

Después de conseguir el título mundial el pasado año, este se encuentra lejos de la cabeza. ¿Cómo se afronta este cambio?

Es muy diferente. Sigo llegando a las carreras para ganar, me sigo levantando pensando en ganar y entrenándome para ganar. Esa ha sido siempre mi obsesión. Sé que mi coche no es capaz de conseguirlo y eso es incómodo. También supone un desafío volver a la victoria en un futuro.

Les está costando mucho incluso puntuar. Para un campeón, ¿sumar sólo un punto duele?

No, puntuar, aunque sólo sea con uno, es un comienzo. Para ir hacia delante tienes que conseguir un lugar de partida y un punto puede ser ese inicio. Si podemos empezar por ahí y la siguiente carrera ganar dos puntos y así sucesivamente hasta recuperarnos y llegar a la cabeza, estaremos en el buen camino. Eso es lo que tenemos que hacer, ir poco a poco mejorando las posiciones que ya hemos conseguido.

Con lo que se lleva disputado de temporada todo parece indicar que este año no aspira al campeonato, ¿está pensando ya en la próxima?

No. Yo estoy trabajando en el coche de este año, en ir mejorándolo poco a poco y crear uno competitivo. Sé que hay gente del equipo que ya está analizando todos los factores para el próximo año, las nuevas normas y recogiendo toda la información posible. Yo no estoy en esa parte del equipo y de momento tengo que atender el coche que tengo e intentar obtener el mejor resultado.

Y con el coche que tiene, ¿hasta dónde puede llegar esta temporada?

Estamos motivados y aún creemos que podemos ganar, aunque tenemos un largo camino para llegar a ello. Queda mucha temporada y aún podemos luchar por entrar en los puntos, subir a los podios e, incluso, ganar alguna carrera. Seguimos trabajando para ser los mejores.

¿Qué cree que ha fallado?

No tengo el mejor coche, pero hay que seguir intentándolo para aprender y mejorar. Me gustaría estar en mejor situación, pero el equipo hasta ahora no puede hacer más.

El pasado año, Jenson Button no estaba entre los mejores. ¿Es malo para el espectáculo que vaya líder del mundial alguien que antes sólo era sexto?

Siempre he dicho que Jenson es un piloto fantástico. De hecho, en la Fórmula 1 todos lo son, porque si no es imposible conducir uno de esos coches. Es muy difícil llegar hasta esta categoría.

Pero los líderes están cambiando: entre los primeros ya no está usted y tampoco los que luchaban otro años, como Raikkonen o Alonso...

Echo de menos cuando Kimmi, Fernando y yo ganábamos carreras y competíamos entre nosotros por ser el mejor. Ya no estamos en ese momento, pero contemplo con ilusión el futuro, volver a pelear con ellos dos. Cuando llegue ese día creo que Button estará entre nosotros luchando por ser el mejor, porque es un gran piloto.

¿Qué recuerdos guarda de cuando usted fue campeón?

Aquello fue fantástico, ganar el título es muy divertido, pero ahora la situación es completamente distinta.

Cuando estuvo junto a Alonso en McLaren su relación no fue buena, ¿qué recuerda de aquellos días?

En mi carrera ha habido altibajos. Pero en estos tres años he aprendido mucho y he crecido junto a Fernando, Pedro y Heikki. Todos han sido importantes para mí, pero sé que aún me queda tiempo para mejorar cosas.

En España se rumorea que Pedro Martínez de la Rosa puede salir de McLaren para involucrarse en el proyecto español de Adrián Campos. ¿Cómo lo ve usted?

A Pedro siempre le desearé lo mejor porque es un gran compañero. Si se va del equipo, le echaría de menos, pues es un placer trabajar con él. Además, apoya más que nadie en McLaren.

Los constantes cambios en la Fórmula 1 hacen pensar que lo que más importa es el coche para poder ganar...

Es imposible ganar sin tener entre tus manos una máquina que funciona, a no ser que todo el mundo abandone. Para ser campeón tienes que estar en un gran equipo, que pueda darte un acelerón en todo lo que necesites. Es necesario tener el paquete completo si se quiere ser campeón, no puede fallar nada.

¿Se ha planteado cambiar de coche para la próxima temporada y así ser más competitivo?

No, yo estoy muy feliz en McLaren y lo único que pienso es mejorar dentro del equipo y conseguir que el próximo año tengamos un coche mejor.

Era la primera vez que venía a Madrid, ¿qué le ha parecido la ciudad?

La impresión está siendo muy buena. Es una gran ciudad y tiene un tiempo maravilloso

En España, por sus disputas con Fernando Alonso, sabe que no es muy querido, ¿cómo le han recibido los madrileños?

Bien, no he tenido ningún problema. Todos han tenido una buena reacción al verme.