Público
Público

Los ecologistas bloquean la reunión de ministros en Bruselas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grupos de manifestantes ecologistas bloquearon el martes la sede de la Unión Europea, instando a los ministros de Economía reunidos en el interior a sacar de apuros al planeta y destinar miles de millones de euros a ayudar a los países pobres a afrontar el cambio climático.

la principal herramienta de la ONU contra el calentamiento global - podría depender de si se encuentra dinero para un fondo que pueda persuadir a los países pobres a ayudar a hacer frente al problema

"Salvad el clima, recuperad el planeta", corearon los aproximadamente 100 activistas de Greenpeace que se encadenaron a las puertas del Consejo de la UE, donde los ministros estaban discutiendo con cuánto dinero debería contribuir el bloque a este fondo sobre el clima.

Un fotógrafo de Reuters dijo que no se podía entrar o salir por la principal entrada del edificio, que también tiene una salida trasera, pero la policía había comenzado a disolver a los manifestantes. La policía arrestó a varios de ellos, según un cámara de Reuters.

"Los ministros de Economía están dando miles de millones del dinero de los contribuyentes a los bancos debilitados, pero estamos aquí para asegurarnos de que también ponen dinero sobre la mesa para abordar el cambio climático", dijo Thomas Henningsen, de la campaña sobre el clima de Greenpeace International.

"Si el planeta fuera un banco, lo salvarían", añadió.

Los países pobres culpan a los ricos de causar el cambio climático y dicen que no hacen lo suficiente para ayudar a los pobres a adaptarse con medios como la creación de cultivos resistentes a sequías o inundaciones y a contribuir para construir barreras contra la subida del nivel de los océanos.

Greenpeace quiere que los gobiernos europeos aporten 35.000 millones de euros al año a un fondo sobre el clima para los países pobres.

Europa y Estados Unidos son vistos como las principales fuentes de financiación, y la UE está debatiendo el tamaño y la fuente de su parte.

La industria debería ser la principal fuente de dinero para convencer a las naciones más pobres del mundo a que se sumen a un acuerdo mundial para frenar el cambio climático en diciembre, según un borrador de la reunión de ministros de Economía europeos.