Público
Público

Los ecologistas denuncian "negociaciones escandalosas" sobre el futuro de Garoña

Ecologistas en Acción asegura que la petición de alargar un año más la renovación la licencia de la central nuclear pone en juego la credibilidad del Consejo de Seguridad Nuclea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ecologistas en Acción denuncia que existen negociaciones 'secretas y escandalosas' entre el Gobierno y las empresas eléctricas, a tenor de la decisión del titular de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) de pedir un año más de plazo para solicitar la renovación de su licencia.

Para los ecologistas, esta petición está poniendo en juego 'una vez más' la credibilidad del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) porque si permite que la planta burgalesa siga un año más en parada fría, mientras el titular negocia con el Gobierno, estaría siguiendo el dictado de Nuclenor. A este respecto, el portavoz nuclear de Ecologistas en Acción, Paco Castejón, ha valorado que se trataría de un 'peligroso precedente de cesión' a las presiones gubernamentales y empresariales.

La organización recuerda que Endesa e Iberdrola, propietarias de Nuclenor, mantuvieron en los últimos meses un pulso con el Gobierno para que se paralizara la ley que grava la generación de residuos radiactivos y para que se prolongara la vida de las nucleares. A su juicio, el 'elemento de presión' que usaron las eléctricas fue la central nuclear de Garoña (Burgos), cuya vida se había comprometido a alargar el PP en su programa electoral.

Añade que tras una primera parte de un pulso 'bajo los focos', ha seguido una segunda parte 'en secreto' y cuyos resultados se desconocen pero que han permitido a Nuclenor replantearse su postura de cerrar, por lo que ha solicitado pedir una prórroga para mantener la central en parada fría durante un año.

Para Castejón, la sola petición de la prórroga, después de que el titular haya incumplido 'todos los plazos ofrecidos generosamente por el Gobierno, es un indicio de negociaciones eescandalosas'.ç

Ecologistas en Acción considera 'inadmisible' la 'enorme presión' que Nuclenor y el Gobierno está ejerciendo sobre el CSN y sus técnicos Respecto a la fecha en la que el Consejo de Seguridad Nuclear tiene que tener listo el informe, el 1 de junio, Ecologistas considera que es 'imposible' realizarlo de forma competente en tan corto espacio de tiempo, 'salvo que se pida a los técnicos que escriban al dictado'.

Por ello, considera 'inadmisible' la 'enorme presión' que Nuclenor y el Gobierno está ejerciendo sobre el CSN y sus técnicos. Además, esto está dañando 'enormemente' su credibilidad, por lo que insta al organismo regulador a rechazar la petición por la simple 'imposibilidad material de cumplirla y para demostrar su independencia'.

Ecologistas en Acción recuerda que las maniobras de estos días son nefastas para la seguridad nuclear, puesto que los propietarios de las centrales se creen con derecho a comerciar con el Gobierno y el CSN.

Finalmente, la organización señala que, si finalmente se prorroga Garoña se sentará un 'peligroso precedente' porque si la planta volviera a operar se pondría en grave riesgo a las personas y el medio ambiente. De este modo, subraya que cientos de personas se dirigen estos días al CSN a través de las redes para pedirles que #StopGaroña.