Público
Público

La economía española creció el 1,1 por ciento en 2008, pero precipitó su caída en el cuarto trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía española creció en 2008 el 1,1 por ciento, aunque su deterioro económico se acentuó con fuerza en el cuarto trimestre por el agravamiento de la crisis financiera, lo que llevó al PIB a precipitar su caída hasta un 0,8 por ciento interanual, según el Banco de España.

El descenso intertrimestral del PIB fue aún más marcado, del 1,1 por ciento, debido a una fuerte caída de la demanda interna -consumo e inversión-, del 2,4 por ciento, que no pudo compensar el sector exterior con su aportación positiva de 1,7 puntos.

Además, el empleo cayó en tres meses el 3 por ciento, debido al descenso de la actividad en todos los sectores excepto en los servicios.

El Banco de España sitúa el consumo de los hogares como el componente del PIB que más contribuyó a la desaceleración de 2008, por encima incluso del peso que tuvo el deterioro de la inversión residencial.

El organismo supervisor espera que la bajada de los tipos de interés y de la inflación, así como las medidas adoptadas para atajar la crisis y una eventual superación de las tensiones financieras "alivien" de algún modo la caída, aunque reconoce que es difícil que se recupere la demanda interna dado el "clima recesivo" de la economía mundial.

Por eso cree que ahora adquiriría "gran trascendencia" el avance de las reformas económicas para mejorar el mercado de trabajo, fomentar el "necesario relevo" entre las distintas ramas productivas y aumentar la productividad a largo plazo para recuperar cuanto antes el crecimiento potencial de la economía.