Público
Público

La economía española recibe 2009 con el mismo desánimo que 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Manuel María Ruiz

La economía española no parecía dispuesta a cambiar el paso en los primeros trazados de 2009 después de que tanto la venta de automóviles como el sector manufacturero volvieran a arrojar nuevos mínimos en su actividad.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) dijo el viernes que las ventas de automóviles cayeron un porcentaje histórico del 28,1 por ciento en 2008.

Un poco más tarde, NTC Research señaló que el índice de gerentes de compras del sector manufacturero en España se desplomó en diciembre hasta otro mínimo de 28,5, el nivel más bajo desde que se iniciara esta serie hace 11 años.

"Vamos a tener tasas de crecimiento negativas próximas al dos por ciento este año", dijo Carlos Maravall, economista de Analistas Financieros Internacionales.

Pese a los distintos planes de estímulo económico elaborados por el Gobierno, que podrían añadir 1,2 puntos porcentuales al PIB doméstico, expertos creían que la economía se enfrenta a un periodo largo de recesión.

El Gobierno ha dicho en distintas ocasiones que podrían comenzar a verde síntomas se reactivación a finales de este año.

Pero Maravall señaló que la recuperación de la economía española dependerá en una medida importante del ritmo de remontada de las principales economías europeas y socios comerciales de España como es el caso de Alemania.

El Gobierno, que había estimado el crecimiento del PIB en 2009 en el 1,0 por ciento, actualizará esta estimación a mediados de enero, fecha en que probablemente reducirá su estimación, según ha sugerido en varias ocasiones.

Para este año, economistas esperan una recesión al contemplar un crecimiento negativo en el cuarto trimstre del año después de que el PIB cayera un 0,2 por ciento en el tercer triemstre.

El martes pasado, el Banco de España dijo que la economía continuó deteriorándose entre los meses de octubre y diciembre y el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, admitió que el año pasado pudo cerrar con recesión técnica (dos trimestres consecutivos de contracción).