Público
Público

La economía de Japón se sacude la crisis

El PIB japonés creció un 0,9% entre abril y junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El terremoto financiero que ha sacudido al mundo hizo que en Japón lloviera sobre mojado: a la larguísima crisis que arrastraba el país desde principios de los años noventa se unió la que a la postre ha terminado siendo la peor recesión del país desde la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, la economía japonesa puede haber asomado la cabeza de esta última crisis y según anunció ayer el Gobierno nipón, entre abril y junio el PIB creció un 0,9% en tasa intertrimestral (frente a los tres primeros meses del año) y un 3,7% en tasa anualizada.

La sensibilidad extrema de la economía japonesa al tejido exportador ha sido el principal punto flaco en la evolución de la crisis, que llevó a reducir en un 13,1% el tamaño del PIB en el último trimestre de 2008. Aparentemente, ese fue el punto de inflexión de la segunda mayor economía del planeta por detrás de EEUU que moderó su ritmo de caídas en el primer trimestre del año y ha logrado su primer crecimiento después de cuatro trimestres seguidos en negativo.

De la misma forma, el tirón de algunos países extranjeros que han elevado la demanda de productos japoneses ha hecho mejorar sus exportaciones en un 6,3%, ha sido el detonante de la recuperación. El consumo privado también se ha revitalizado al aumentar un 0,8%.

El gobierno nipón puso en marcha un gigantesco plan de impulso económico que implicó el 4% del PIB japonés. El dato conocido ayer es crucial para el Ejecutivo que en dos semanas se enfrenta a las elecciones. Además, los expertos predicen ahora que 2009 cerrará en positivo. Sólo la tasa de paro, un 5,6% récord en seis años y la posibilidad de una deflación hacen sombra a las buenas noticias de ayer.

El fin de la recesión en Japón se suma a los buenos datos registrados en Francia y Alemania que también arrojaron cifras positivas entre abril y junio. Estados Unidos moderó su caída en ese periodo y todo apunta al verano como el momento en el que la superpotencia saldrá de la recesión. A España aún le quedarán algún trimestre más por delante para despedirse de esta crisis.