Público
Público

La economía mundial podría perder 51 millones de empleos en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hasta 51 millones de empleos podrían desaparecer para finales de este año como resultado de la ralentización económica que ha devenido en una crisis laboral mundial, dijo el miércoles una organización de las Naciones Unidas.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo que en el escenario más optimista, este año terminaría con 18 millones más de desempleados que a finales de 2007, con una tasa de desempleo mundial del 6,1.

De forma más realista, 30 millones de personas más podrían perder sus puestos si persisten las dificultades durante 2009, impulsando la tasa de desempleo mundial al 6,5 por ciento, frente al 6 por ciento de 2008 y el 5,7 por ciento de 2007.

En el peor escenario económico, el informe sobre Tendencias Mundiales de Empelo recogió que 51 millones de personas podrían quedarse sin trabajo para finales de este año, lo que supondría una tasa del 7,1 por ciento.

"Si la recesión se profundiza en 2009, como muchos prevén, la crisis laboral mundial podría empeorar drásticamente", dijo. "Podemos esperar que para muchos de quienes conserven su trabajo, los salarios y otras condiciones del empleo podrían deteriorarse".

Caterpillar, Sprint, Philips, Texas Instruments e ING son algunas de las compañías que han recortado miles de puestos en respuesta a la crisis económica que se ha extendido por todo el mundo.

Las estimaciones anteriores de la OIT, de octubre, eran que podrían desaparecer 20 millones de puestos para finales de 2009 como resultado de la crisis.

PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURAS

Los países en vías de desarrollo sufrirán buena parte de las pérdidas adicionales, según la OIT, cuya estructura de gestión incluye a gobiernos, empleadores y organizaciones de trabajadores.

"El África subsahariana y el sur de Asia surgen como regiones con condiciones laborales extremadamente difíciles y con índices mayores de trabajadores pobres de todas las regiones", dijo el informe.

Según las estimaciones de la OIT, el norte de África y de Oriente Próximo tuvieron los índices de desempleo más altos a finales de 2008, con el 10,3 y el 9,4 por ciento, respectivamente.

Los estados del centro y sureste de Europa y los ex soviéticos terminaron el año pasado con una tasa de desempleo del 8,3 por ciento, en el África subsahariana fue del 7,9 por ciento y en Latinoamérica del 7,3 por ciento. El este de Asia terminó como la región con mejor comportamiento, con el 3,8 por ciento.

La mayor parte de la creación de empleo en 2008 se registró en el sur, el sudeste y el este de Asia, mientras que las economías desarrolladas y la Unión Europea perdieron unos 900.000 puestos netos.