Público
Público

La economía sumergida en España ronda el 28% del PIB

En la última década las transacciones que escapan al control del Estado han crecido a un ritmo anual del 6,3%. El fraude fiscal alcanza ya el 8% del PIB. España encabeza las estadísticas europeas, según un estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Muchos se preguntan cómo en un país con una tasa de paro del 25,98% y sometido a la dictadura de la austeridad aún no se ha producido un estallido social. Los economistas lo explican por la extensión de la economía sumergida y la existencia de redes familiares. El problema es que medir la cuantía de esa actividad económica que escapa al control de Estado es muy difícil de cuantificar. Un estudio realizado por el inspector de Hacienda Domingo Carbajo y el catedrático de economía aplicada Santos Ruesga se atrever a medir el peso de esa economía oculta en la riqueza del país: ni más ni menos que el 28,7% del PIB, una cifra más alta de lo que otros estudios de corte similar habían calculado hasta ahora.

España es el país del sur de Europa con mayor economía sumergida, según este estudio. Además, ese porcentaje de economía 'negra' es el más alto desde que empezó la actual crisis. Ruesga y Carbajo estiman que ha crecido a un ritmo anual del 6,3% desde el año 2003 sin que se hayan implementado medidas efectivas contra su crecimiento.

Pero quizá no sea eso lo peor; lo peor es la pérdida de recaudación fiscal que lleva aparejada: unos 80.000 millones de euros al año que se escapan de las arcas de Hacienda cada año, un 8% del PIB. Es más, los autores del estudio calculan que por cada punto porcentual de incremento de la economía sumergida la recaudación fiscal disminuye 0,35 puntos. En cuanto al fraude fiscal, las estimaciones para España se mueven entre el 3% y el 8% del PIB, lo que equivale del 10% al 25% de la recaudación.

Ante este turbio panorama, Ruesga y Carbajo proponen 'medidas menos represivas y más proactivas, como suprimir los billetes de 500 y 200 euros y promover incentivos fiscales a los pagos electrónicos evitando regulaciones que los encarezcan en términos relativos para los consumidores'.

Como ejemplo de la eficacia de estas dos medidas, los dos autores señalan que en Estados Unidos 'tienen casi nula importancia' los billetes de valor superior a los 100 dólares y el conjunto de los pagos en efectivo es casi la mitad que en la Eurozona, al igual que la economía sumergida.

Ruesga y Carbajo no dudan en calificar de ineficaz la política seguida por España. Por eso, aconsejan tanto a la Comisión de la UE como al Parlamento estudiar en mayor profundidad la regulación europea de medios de pago y que se fijen en el mal ejemplo de España, donde 'desde 2006 se redujeron las tasas de intercambio de las tarjetas pero aumentaron en mayor proporción las comisiones bancarias. El resultado ha sido un menor uso relativo de tarjetas y el mayor recurso tanto al efectivo como a los billetes de 500 y 200 euros'.

Los dos autores del estudio creen que un mayor uso de tarjetas y otros medios electrónicos de pago en toda Europa, 'además de reducir la economía sumergida, elevaría el PIB y el empleo, modernizaría la economía, e iría en favor de la nueva economía del conocimiento'.

 

 

 

Nacional
ECONOMÍA/EPA
Rajoy celebra el dato 'positivo' del paro, pero advierte de que 'queda mucho por hacer'
BRUSELAS, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha celebrado este jueves el 'dato positivo' que supone la caída del paro en un 1,2% en el tercer trimestre, según la Encuesta de Población Activa (EPA), pero ha advertido de que el Gobierno no está satisfecho porque 'queda mucho por hacer'.

'Es un dato positivo porque es el mejor dato de la Encuesta de Población Activa en este trimestre desde el año 2005. Es bueno como también es bueno el conocido ayer sobre crecimiento económico por primera vez en España en mucho tiempo. Dicho esto, son datos positivos, pero solo son eso', ha declarado Rajoy a la prensa en Bruselas, a su llegada a un encuentro de líderes 'populares' europeos previo a la Cumbre de la UE.

El presidente del Gobierno ha concedido que la situación 'sigue no siendo satisfactoria' y que 'todavía queda mucho por hacer' en materia de crecimiento económico y de empleo, por lo que ha apostado por 'seguir trabajando, seguir esforzándonos' y 'no rendirnos nunca'.

En opinión de Rajoy, los resultados de la EPA debe 'animar' porque es señal de que los esfuerzos empiezan a 'servir d algo'. Así, desde el Gobierno están 'contentos', pero 'nada satisfechos'. 'En cualquier caso, que haya una noticia de estas características, lo que tiene que hacer es animarnos de cara al futuro', ha zanjado.