Público
Público

Los economistas piden a España valentía en la reforma laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) difundió el martes un manifiesto suscrito por un centenar de economistas, en el que se reclama al Gobierno español encarar una "reforma laboral eficaz".

"La reforma laboral que el Gobierno parece estar considerando se centra en modificar parcialmente algunos aspectos de la contratación, dejando fuera un área esencial, la regulación de la negociación colectiva", explicó Fedea.

"Hay un alto riesgo de que se pierda la oportunidad de hacer una reforma laboral que cumpla de una vez con el objetivo de mejorar el funcionamiento del mercado de trabajo español", sentenció.

El Gobierno tiene previsto reunirse el miércoles con sindicatos y empresarios en un último intento por acordar las líneas maestras de una reforma que, en el peor de los casos, decidirá el Ejecutivo unilateralmente el próximo 16 de junio.

Aunque el Gobierno ha dicho por activa y por pasiva que todavía no existe ningún documento "formal" sobre la reforma, en diversos medios se ha filtrado información de que habla fundamentalmente de un abaratamiento del despido.

El documento suscrito por los economistas pide que se elimine la dualidad contractual buscando la implantación de un contrato único con indemnización por despido creciente con la antigüedad.

Asimismo, asegura que en el caso de un contrato indefinido para fomento del empleo no debería haber exclusiones por sexo, edad u otros criterios, al considerar que "son ineficientes y aumentan la desigualdad". Los economistas también piden que los despidos con causas objetivas se conviertan en norma en las rescisiones de contratos y creen que debe reducirse la indemnización por despido improcedente.

Con respecto a la negociación colectiva, los economistas manifiestan que los convenios deben dejar de limitar las posibilidades de reorganización para elevar la productividad y evitar que las reducciones de plantilla "constituyan la principal respuesta de las empresas a los cambios en sus condiciones económicas o tecnológicas".

En vísperas de la reforma laboral, los mercados y Bruselas han pedido a España que emprenda urgentemente una reforma del sistema de pensiones que, según analistas, podría comprometer la estabilidad fiscal a medio y largo plazo.

el nivel más alto desde la introducción del euro -, refleja entre otras muchas cuestiones las dudas sobre la sostenibilidad económica de un país con cuatro millones de parados que pretende cumplir en 2013 con el compromiso de reducir el déficit público al tres por ciento del PIB.

En este contexto, los economistas piden medidas que permitan recuperar la credibilidad del mercado mientras algunos observadores temen una regulación parcial para evitar una huelga general y un deterioro político más acusado para el partido en el gobierno.

"Es esencial. Evitar la tentación de hacer otra vez una reforma parcial que defraude las expectativas y malgaste la oportunidad de adaptar nuestra regulación laboral al nuevo contexto socioeconómico", afirma Fedea. "Para restaurar la confianza de los mercados en el crecimiento futuro (...) hay que abordar una reforma laboral decidida".