Público
Público

EDF renuncia a su acuerdo para la compra de British Energy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo francés EDF ha anunciado su renuncia en el último momento a un acuerdo para la compra de la empresa británica British Energy.

EDF y la británica Centrica se disponían a anunciar hoy oficialmente un acuerdo para la compra conjunta de British Energy, empresa participada por el Gobierno británico, por 12.000 millones de libras (15.200 millones de euros).

Sin embargo, sólo unas horas antes de que se hiciese un anuncio confirmando el trato, EDF dijo que se retiraba del mismo.

EDF, grupo controlado por el Estado francés, publicó un comunicado en el que explicaba que no se reunían "de momento las condiciones" para una operación de ese tipo en el Reino Unido.

Según algunas informaciones, la renuncia se debió a desacuerdos en torno al precio a pagar por la adquisición.

El anuncio supone en cualquier caso un duro golpe para los planes del Gobierno británico de impulsar la producción de energía de origen nuclear.

British Energy es propietaria de ocho plantas nucleares en territorio británico y genera aproximadamente la quinta parte de la producción eléctrica del país.

Privatizada en 1996, British Energy tuvo que ser, sin embargo, rescatada en el 2002 por el Gobierno británico, actualmente propietario de un 35 por ciento de la empresa.

Centrica estaba en negociaciones con EDF para convertirse en socio minoritario en la adquisición de la empresa y se esperaba que pagase unos 3.000 millones de libras (3.780 millones de euros) por una participación del 25 por ciento.

Los terrenos propiedad de British Energy se consideran ideales para los planes del Gobierno laborista británico de construir una nueva generación de plantas nucleares.

EDF ha comprado, sin embargo, otros terrenos adyacentes a dos de las plantas nucleares de British Energy, y podría construir allí sus propias centrales.

Un portavoz del ministerio de Empresa reiteró, tras conocerse la renuncia, el "compromiso" del Gobierno con el desarrollo de la energía nuclear.

Construir una nueva generación de centrales nucleares, además de promover el ahorro energético y el desarrollo de las energías renovables, redundará en el interés nacional a largo plazo del Reino Unido, dijo el portavoz.

British Energy había mantenido inicialmente conversaciones con otras compañías extranjeras, además de EDF, entre ellas la española Iberdrola, la alemana RWE y la sueca Vattenfall.

Sin embargo, EDF fue finalmente la elegida al convertirse en la única compañía en hacer una oferta antes de que venciera en mayo el plazo fijado por los asesores de la empresa británica.