Público
Público

La edición más polémica de OT llega a su fin

Mario, Brenda y Jon se enfrentarán en la gran final de esta noche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La academia de Operación Triunfo cierra sus puertas. Los concursantes Mario, Brenda y Jon tendrán que enfrentarse esta noche en la gran final, dando por zanjada la que sin duda ha sido la edición más polémica en la historia del programa. Una edición que siempre será recordada, más que por las salidas de los propios concursantes, por la de los miembros del jurado.

Primero fue Ramoncín, que abandonó sin dar explicaciones, y después Risto Mejide , que tuvo que dejar la silla del jurado por problemas con la dirección del programa.

Al margen de toda esta polémica, los concursantes se centran ahora en sus actuaciones de esta noche, con las que deberían encontrar el premio que reconoce su trabajo. Porque durante su estancia en la Academia han escuchado continuamente que el trabajo bien hecho al final es recompensado, y que hay que intentar aprender de los errores para lograr una evolución.

Seguramente, esta noche los miembros que quedan del jurado, Noemí Galera y Coco Comín, comenten lo bien que han aprendido esta lección los finalistas -sobre todo teniendo en cuenta que ya no es Risto quien opina- pero deberían plantearse si el propio programa ha conseguido ese objetivo.

Porque desde que en 2001 empezara a emitirse Operación Triunfo, los seguidores de este programa han ido cambiando de canal. No es comparable la audiencia que se logró en las primeras ediciones con la que se consigue ahora, como tampoco es comparable el foco de atención de los primeros años y el de esta última edición.

Jesús Vázquez lo dejó muy claro cuando Risto fue despedido: '¡Demos la bienvenida a los que deberían ser... y son, los verdaderos protagonistas del programa!'.

Y tiene razón, 'deberían ser'. Pero lamentablemente, en esta séptima edición de Operación Triunfo el talento de los concursantes se ha visto ensombrecido por el cada vez mayor protagonismo del polémico Risto. Prueba de ello es el mísero 15'6% de share que se consiguió el pasado domingo, en plena semifinal.

Las encuestas apuntan a que Brenda se perfila como la ganadora del concurso. Desde que entró en la Academia ha sido, sin duda, la que más ha evolucionado, como los propios profesores han asegurado. Sin el premio de cantar en Eurovisión como antes ocurría, grabar un disco profesional será la recompensa para el que se alce con esta edición de OT.

Ahora, tras competir esta noche por conseguir el triunfo, Mario, Brenda y Jon tendrán que enfrentarse a varios retos: Terminar con dignidad una edición en la que la calidad ha sido menor de la esperada, dar a Telecinco una pequeña alegría de audiencia y salir de la Academia con la esperanza de hacerse un hueco en el mercado musical.