Público
Público

Una edil de EA en Muskiz dimite tras ser obligada ANV a sentarse entre el público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La concejala de EA en el Ayuntamiento de Muskiz Mari Leo Calleja ha presentado su dimisión después de que en el pleno celebrado ayer se obligase a los portavoces de ANV, cuya candidatura fue ilegalizada en este municipio vizcaíno, a sentarse con el resto del público y a abandonar el lugar que ocupaban cerca de la mesa de corporativos.

Tras las elecciones municipales de 2007, ANV consideró que le hubiera correspondido dos concejales si hubieran sido válidos los votos a su candidatura, y desde la constitución del Ayuntamiento, gobernado por EA y PSE-EE, sus representantes han estado interviniendo en los plenos en cada uno de los puntos tratados y no en el turno de ruegos y preguntas como el resto de vecinos.

En el pleno celebrado ayer, el portavoz del PSE-EE, Fernando Martín, solicitó al alcalde, Gonzalo Riancho (EA), que hiciese cumplir el reglamento municipal y obligase a los portavoces abertzales, que se sentaban cerca de la mesa de los corporativos, a sentarse entre el público.

Los dos representantes abertzales se negaron a abandonar el lugar en el que se encontraban y el alcalde suspendió el pleno y convocó una Junta de Portavoces en la que, tras estudiar el reglamento, se decidió aplazar la sesión hasta una fecha aún por determinar porque no se quería celebrar a puerta cerrada.

En declaraciones a Efe, Mari Leo Calleja, ha explicado hoy que ha decidido presentar su dimisión porque aceptó acceder a su puesto de concejal, que "pertenecía a ANV" si hubiese podido presentarse, con la condición de que todas las personas "legales o ilegales" pudiesen tener voz en los plenos.

Ha afirmado que el PSE-EE lo aceptó cuando llegó a un acuerdo de gobierno con EA y ha dicho que hasta ahora se han venido celebrando "unos plenos magníficos en los que cada uno podía expresar su opinión y todo ha ido muy bien hasta que ayer el representante del PSE-EE decidió pedir que se cumpliese la legalidad".

Calleja, concejal responsable del área de Igualdad y Derechos Humanos y que accedió a su cargo tras renunciar el candidato que ocupaba el cuarto puesto en la lista de EA, ha indicado que ANV tiene un respaldo importante en Muskiz y hay que tener en cuenta a esta formación.

Ha señalado que, por ello, ha presentado su dimisión de manera verbal ante el alcalde y que en los próximos días lo hará por escrito.

El portavoz del PSE-EE, Fernando Martín, ha expresado que hasta ahora ha habido "permisividad" con los portavoces de ANV, aunque ha asegurado que desde comienzos de año los socialistas estaban pidiendo que se cumpliese el reglamento y se les obligase a sentarse entre el público a los representantes de ANV.

Martín ha manifestado que desde "la última oleada terrorista" el PSE-EE considera que cada uno "debe estar en su sitio" y que como ANV "no tiene representación legal" en el municipio tiene que sentarse con el resto del público e intervenir en el turno de ruegos y preguntas como cualquier ciudadano y no en cada punto como hacía hasta ahora.