Público
Público

Editores, cadenas y periodistas, contra la futura Ley Electoral

Consideran que la reforma constituye "un recorte a la libertad de prensa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reforma de la Ley Orgánica Electoral impulsada en el Congreso por PSOE, PP, CiU y PNV se encontró ayer con un serio obstáculo: la oposición frontal de los editores de prensa, las televisiones privadas y los periodistas, que hicieron frente común para evitar que se consume lo que consideran un 'grave recorte a la libertad de prensa' y al derecho a la información de los ciudadanos.

Tal como está redactada, la norma resulta lesiva tanto para la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) y la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) como para la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

'Lo que se pretende es un atropello a derechos fundamentales'

La ampliación a las cadenas privadas de la obligación de atenerse al principio de proporcionalidad y neutralidad a la hora de informar de los partidos en campaña electoral y la prohibición de que los periódicos publiquen sondeos en los cinco días anteriores a las elecciones son los aspectos criticados. UTECA dejó claro que 'hará cuanto esté en su mano para evitar este grave recorte a la libertad de prensa'. A su juicio, la reforma, que 'no tiene parangón' en otros países democráticos, supone 'un atentado contra la libertad de información'. 'Lo que se pretende es un atropello a derechos fundamentales', agrega. Su secretario general, Jorge del Corral, indicó ayer a este diario que se reunirá con el Gobierno y los distintos grupos para explicarles su postura.

AEDE también entiende que la reforma 'menoscaba derechos fundamentales' como la libertad de expresión y de empresa o el derecho a la información. A su juicio, el texto, aparte de 'anacrónico', ya que cualquier medio digital internacional podrá difundir los sondeos sin problemas, abre la puerta a que la Administración 'condicione' la labor de los medios.

Por último, la presidenta de la FAPE, Elsa González, que también se reunirá con los diputados, explicó a Público que la reforma supone un intento de 'control político' de los medios y 'un intento de constreñir el papel del periodista'. 'Los periodistas deben ser los que jerarquizan, procesan y contrastan la información', agregó.