Público
Público

Editores niegan que los libros se cambian cada año como denuncian familias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los editores de libros de texto niegan que efectúen pequeños cambios en los manuales escolares todos los años, lo que obligaría a comprarlos de nuevo, sin poder ser reutilizados por los hermanos, como denuncia la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN).

Pequeñas modificaciones de fotos, dibujos, estructura y orden del temario o cambio de editorial por parte del centro educativo son los "abusos" de los que se quejan algunas familias, según asegura la FEFN en un comunicado.

"Son cambios mínimos que no afectan al contenido -se matiza-, pero que obligan a las familias a comprar otros manuales para que los niños puedan seguir los temas con el mismo ritmo y orden que sus compañeros."

En declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE), José Tamayo, replica que esto es "totalmente incierto, sería ilegal" hacerlo y la inspección educativa "lo prohíbe".

No hay ningún colegio que se atreva a cambiar un libro porque, desde el punto de vista legal, los textos deben tener una validez mínima de cuatro años y se eligen atendiendo al proyecto educativo del centro, asegura.

La edición necesita un mínimo de tres o cuatro años para amortizar costes, así que sería "absurdo" modificar los libros antes porque la inversión es insostenible, apostilla Tamayo.

Las familias numerosas denuncian también que no se puedan comprar por separado el libro de texto y cuaderno de ejercicios aunque ya se tenga alguno de los dos ejemplares.

Finalmente, advierten de que la media de gasto por alumno en libros es de unos 200 euros anuales, "que se multiplica por 3, 4, 5..." hijos en edad escolar.