Público
Público

Eduardo Madina y Carme Chacón: ¿bailar pegados o de lejos?

La manifiesta sintonía entre ambos socialistas ha hecho que se especule acerca de la posibilidad de que concurran en tándem a las próximas primarias del PSOE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Yo no me permitiría el lujo de prescindir de un valor como ella', decía hoy hace 15 meses el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Eduardo Madina, sobre su amiga y compañera de filas, la exministra de Defensa Carme Chacón. Entonces era ella la que iba a tratar de hacerse con el liderazgo del PSOE en el 38 Congreso del partido, si bien finalmente resultó vencedor el hoy secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. 

Tras un largo año para la autoestima socialista, los papeles parecen haberse intercambiado. Ahora es el parlamentario vizcaíno el que ya no descarta presentarse a las primarias con las que el partido dará con su próximo candidato a la Presidencia del Gobierno, y el que tantea a los principales líderes del partido para conocer los respaldos con los que contaría en ese proceso interno que se celebrará en la primavera de 2014. La exministra, mientras tanto, se limita a dar su apoyo a su compañero de filas y, además, lo hace públicamente y con una marcada sonrisa en la cara. 

Un posible tándem entre ambos, una opción de la que se ha hablado en las últimas semanas, sólo se podría contemplar, por tanto, con Chacón como número dos de Madina. Es él el que, según las encuestas, podría tener alguna posibilidad de resucitar al PSOE, y al que no le perjudica el desgaste de haber formado parte de un Gobierno derrocado en las urnas. Pero diversos sectores del partido consideran que el diputado vasco se haría un flaco favor ligando su destino al de la exministra, que ha perdido peso en las filas socialistas por su perfil bajo de los últimos meses, y que incluso se ha quedado sin el apoyo incondicional de su partido, el PSC, por su ambigüedad acerca del derecho a decidir de los catalanes. 

En el PSOE coinciden en señalar en que la buena sintonía se mantiene entre ambos. Siguen siendo amigos. Pero el contexto ha cambiado drásticamente. El partido acumula hoy largos meses de polarización entre quienes respaldan sin fisuras la labor de oposición de Rubalcaba y las que la critican con firmeza y exigen de inmediato el adelanto de las primarias o incluso la convocatoria de un nuevo congreso extraordinario. Y a estos últimos se les sigue relacionando con el sector que resultó perdedor en el cónclave de 2012 y que encabezó la propia Chacón.

Así, probablemente, Madina seguirá considerando a la parlamentaria catalana como a 'un valor' a tener en cuenta, igual que lo hacia en la mencionada entrevista de febrero del año pasado. Pero ante este escenario, desde el partido llevan semanas explicando que el propio diputado vasco no quiere, en ningún caso, que su irrupción en las primarias llegue 'tutelada' por nadie, ni por los chaconistas ni por los rubalcabistas.  

La exministra sigue, mientras tanto, sin aclarar si ella misma podría concurrir a las primarias, lo que podría enfrentarle con su amigo, con el que comparte generación y con el que respaldó la labor del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, pese al constante protagonismo que se da a Chacón es improbable que ésta vuelva a optar a ningún proceso interno. Tal y como informó Público el mes pasado, su entorno explica directamente que ella 'no va a presentarse' a ningunas primarias. De esta manera parece que sí, que puede que ambos socialistas bailen juntos en el futuro del PSOE, si bien es probable que no lo hagan pegados, como dice la canción, sino más bien de lejos.