Público
Público

Eduardo Mendoza dice que si Europa y EEUU no hubieran esnifado tanta coca, no habría crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor Eduardo Mendoza ve la crisis económica "con preocupación" y no sabe qué salida puede haber, pero cree que si Estados Unidos y Europa "no hubieran esnifado tanta coca" en los últimos treinta años, no estaríamos "pagando las consecuencias" ni habría crisis.

"Esto es así. Si tuviéramos el dinero que nos hemos gastado en coca, ni crisis ni nada", decía hoy con humor Eduardo Mendoza durante el diálogo que mantuvo con el periodista Antonio San José en el Hay Festival de Segovia.

Ante varios centenares de admiradores que llenaron el salón de actos de Caja Segovia, el escritor catalán repasó su larga trayectoria literaria, jalonada de premios, y tuvo tiempo también para referirse a sus aficiones, los toros entre ellas, y para hablar de la crisis cuyo final "es imprevisible".

"El mundo está montado como una máquina que no puede pararse y no sé cómo se va a resolver todo esto", afirmó Mendoza, para quien, a pesar de la crisis y de "lo dolorosa" que resulta para tanta gente, la época actual "es interesantísima al mismo tiempo, porque están pasando muchas cosas, como las economías de los países emergentes o los cambios que se están produciendo en el mundo árabe".

Si ahora el mundo occidental se lo está pasando mal es "porque hemos estado cambiando de coche cada dos años y esnifando coca sin hacer nada más".

"Si no, ¿cómo es posible que muchos países del mundo vivan exclusivamente de la producción de cocaína? Pues porque Europa y Estados Unidos la han esnifado toda y ahora estamos pagando las consecuencias", aseguró el autor de "La ciudad de los prodigios" entre las risas de los asistentes.

La literatura es su pasión, y a ella dedica la mayor parte de su tiempo. Pero tiene otras muchas aficiones, como el cine, la música, el fútbol y los toros.

Por eso le parece "muy mal" la suspensión de las corridas de toros en Cataluña. "Es una pena y una pérdida para los aficionados".

"Ha sido una amputación innecesaria de una cosa que formaba parte de la vida de la ciudad de Barcelona. Hay una gran afición a este espectáculo", dijo este escritor al que molesta el "buenismo" con los animales.

"Es ignorancia pensar que la gente va a la plaza a ver sufrir a los toros. Eso es también demagogia", subrayó Mendoza, que en varios momentos demostró la facilidad que tiene para meterse a la gente en el bolsillo.

Como cuando aludió al premio Planeta que ganó hace casi un año con su novela "Riña de gatos. Madrid 1936". El próximo 15 de octubre, día de Santa Teresa, se acaba su "reinado" y eso no le hace ni pizca de gracia.

Durante meses ha estado viajando por toda España para hablar de la novela premiada y ese contacto con los lectores ha sido muy gratificante para él. Y no hay que olvidar otra razón de peso: los 600.000 euros con que está dotado el premio.

En principio, el 15 de octubre no tiene intención de asistir al fallo del Planeta porque no quiere que le quiten el premio.

"Me pondré a llorar como un tonto. Me gustaría ganarlo dos años seguidos, como si fueran dos legislaturas", bromeaba este escritor que ha firmado alguna de las mejores novelas españolas de las últimas décadas.

Ana Mendoza.