Publicado: 13.02.2014 12:36 |Actualizado: 13.02.2014 12:36

Educación reconoce que hay 8.000 becarios menos y el descenso en el número de universitarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

6.608 beneficiarios menos de becas generales y otros 2.063 en las de movilidad. Es decir, que el número de universitarios que recibieron ayudas del Ministerio de Educación en el curso 2012-2013 (un total de 296.783) se redujo respecto al anterior un 2,5 y un 5,9%, respectivamente. Así se desprende del informe de Datos básicos del sistema universitario español 2013-2014, presentado este jueves por el secretario general de Universidades, Federico Morán. 

A pesar de que la marea verde ya preveía este descenso desde los primeros tijeretazos del Ministerio de Educación que dirige José Ignacio Wert, para Morán la cifra de más de 8.000 becarios menos "no es una debacle". "Se ha demostrado que la alarma que algunas fuentes cifraban en decenas de miles de becas menos no estaba fundamentada", defendió.

De igual manera, el secretario general de Universidades restó importancia al descenso en el número de universitarios, que en este 2013-2014 se redujo un 0,8% respecto al anterior (de 1.561.123 alumnos de grado y máster en 2012-2013 a 1.438.115 este curso). Pero, en ningún caso, Morán relacionó esta situación con el incremento de las tasas o el endurecimiento de requisitos para acceder a la Universidad, sino que la achacó "a la reducción de población en la franja de edad de 18 a 24 años".

El precio medio de las primeras matrículas (sin repetición de la asignatura) se ha situado para este curso en 18,42 euros por crédito, lo que supone un incremento de un 2,9% respecto al año anterior. Es decir, que para un curso de grado de 60 créditos la cuantía alcanza lo 1.105 euros de media. A pesar del encarecimiento que se ha producido en dicha cifra en los dos últimos años, para Morán "el precio medio de las tasas no afecta al número de estudiantes", ya que —asumió— "la gran subida se produjo en el curso anterior, no este año". 

El ministerio reconoce que las altas tasas afectan al número de créditos matriculados por alumno

No obstante, el secretario general de Universidades reconoció que, aunque el número de matriculaciones apenas se ha reducido, las altas tasas actuales "sí podrían afectar al número de créditos matriculados por alumno". Es decir, que los universitarios se matriculan de menos asignaturas, obligándose con ello a retrasar el momento de convertirse en titulados.  Pero para Morán esta situación —que tildó de "racionalización del número de créditos matriculados"— es "positiva". ¿Por qué? "Porque los alumnos se matriculan de las asignaturas que saben que van a sacar [aprobar] y las aulas están llenas de alumnos que se presentan y que acuden porque quieren sacarlas", defendió el representante del ministerio. Una vez más, en ningún caso ligó este hecho a los recortes y a la imposibilidad que muchos alumnos tienen para hacer frente a los pagos de matrícula.

Y, siguiendo el ejemplo de Wert y de la secretaria de Estado de Universidades, Montserrat Gomendio, Morán volvió a justificar los datos del descenso de becarios criticando el rendimiento de los alumnos. Así, aunque reconoció que los alumnos con beca "son responsables" (alcanzan un rendimiento del 80% frente al 72% del total de estudiantes), "el 33% de quienes obtienen beca el primer curso, la pierde al segundo año", aseguró, haciendo referencia a la época anterior al endurecimiento de requisitios, "aun cuando se exigía sólo aprobar el 50% de los créditos", ironizó.

Morán también presumió de la gestión que en la actualidad se está realizando desde Educación. "No llevamos retraso este año en el pago de las becas", aseguró. Morán cifró en 529.000 el número de solicitudes de ayudas para estudios universitarios, de las que se ha "tramitado" el 72%. El secretario general de Universidades no ofreció la cifra de becas concedidas, pero auguró un aumento en el número de becarios. "La crisis hace que las rentas bajen, hay más familias que entran en los umbrales establecidos y, como en los últimos años, el número de becarios, aumentará ligeramente", auguró. "Hay más solicitudes y va a haber más becas que en el curso pasado, seguro; pocas más", añadió. Respecto a la denuncia de alumnos con la ayuda denegada a pesar de cumplir los requisitos, el ministerio instó a los afectados a recurrir y se comprometió a estudiar sus casos "con fijación a lo que dice la ley".

El 48% de los titulados trabaja en un puesto de cualificación inferior

Por otro lado, para quienes consiguen terminar su carrera tras superar las trabas de acceso la Universidad, a las becas y al fraccionamiento de los cursos por no poder hacer frente a las matrículas, el futuro tampoco se presenta muy alentador, según se deduce del Datos básicos del sistema universitario español. Y es que casi la mitad de los titulados que consiguen trabajar un año después de salir de la facultad ocupa un puesto para el que se requiere una cualificación inferior. De hecho, más de uno de cada cuatro (el 28,4%) tiene trabajo "con bajo nivel de especialidad y de carácter manual".